Diario Sur

Málaga, 20 mar (EFE).- La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha pedido hoy que se incluya a las personas que ejercen el trabajo sexual como víctimas de violencia machista en casos de agresiones y han exigido a la administración medidas de protección para ellas.

El colectivo ha hecho estas reclamaciones a raíz de la agresión que una prostituta de 25 años sufrió en Estepona (Málaga), donde un joven de 22 años le golpeó en la cabeza y la dejó en coma, suceso que APDHA ha condenado hoy en un comunicado.

Para la entidad se trata de un nuevo caso de un asalto machista que debería tratarse social, jurídica y mediáticamente como tal, y en este sentido han denunciado que actualmente las vejaciones y asesinatos de personas que ejercen el trabajo sexual no se contemplan como violencia de género.

Además, han afirmado que este suceso vuelve a poner de relieve la precaria situación de las personas que venden su cuerpo, especialmente de aquellas que lo hacen en la calle, las cuales tienen menos derechos que el resto de la población.

Por todo esto, APDHA ha pedido que se visibilice la vulnerabilidad de su situación mediante su inclusión entre las víctimas de violencia machista y así puedan acudir a los recursos que la administración tiene habilitados.

También han exigido que se deroguen las ordenanzas que criminalizan a este sector de la población al que se aboca a la clandestinidad, así como que se refuercen los programas educativos contra la violencia machista.