Ceuta, 20 mar (EFE).- La Gendarmería marroquí ha frenado esta madrugada un intento de entrada en Ceuta de entre 250 y 300 inmigrantes subsaharianos, lo que ha obligado a la Guardia Civil a tener que realizar un despliegue especial en el lado español de la valla.

Según han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno, el intento de entrada se ha producido alrededor de las 04,00 horas de la madrugada de hoy cuando las fuerzas marroquíes detectaron la aproximación a la valla de un importante número de personas.

Inmediatamente, la Guardia Civil desplegó a sus unidades por el vallado fronterizo, en previsión de que los inmigrantes consiguieran superar a las fuerzas marroquíes.

Finalmente, el intento de entrada en grupo de entre 250 y 300 inmigrantes ha podido ser contenido por Marruecos, a pesar de lo cual la Guardia Civil ha estado desplegada en la frontera hasta las 07,30 horas de la madrugada de hoy.

La última entrada en grupo se produjo el pasado día 20 de febrero cuando 356 inmigrantes subsaharianos consiguieron acceder a la ciudad de un grupo de unas 600 personas que protagonizaron la entrada masiva.

Tres días antes -el 17 de febrero- otros 498 subsaharianos habían entrado mediante el mismo método de unos 750 que lo intentaron en esa ocasión.

Esta circunstancia ha motivado que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) tenga censados actualmente a unos 1.000 inmigrantes, pese a estar preparado para 512 plazas.