Ronda , 20 mar .- La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha demandado hoy que haya un "apoyo real" a la sanidad pública y que "no se denigre" su imagen "buscando otro tipo de réditos electorales".

Díaz ha insistido en que la sanidad es la "joya de la corona" de los andaluces y ha asegurado que uno de cada tres euros del presupuesto del Gobierno de la comunidad se destina a sanidad, "es decir, casi 10.000 millones de euros".

Ha hecho hincapié en el compromiso del Gobierno andaluz con la sanidad pública, "universal y de calidad" y ha dicho que se han cumplido todos los compromisos anunciados el pasado año y se están poniendo en marcha infraestructuras.

La jefa del Ejecutivo andaluz ha hecho estas declaraciones en la localidad malagueña de Ronda, donde ha inaugurado el nuevo hospital de la comarca, que ha supuesto una inversión de más de 53 millones de euros por parte de la Junta.

"Hemos respondido al esfuerzo que han hecho los andaluces durante la crisis, mejorando las condiciones de los profesionales que no tenían jornada completa, planteando ofertas públicas de empleo adecuadas a las necesidades actuales y apostando por la jornada de 35 horas, que será oxígeno para mejorar la calidad del trabajo", ha referido.

El nuevo Hospital de la Serranía de Ronda "completa una red muy potente" de centros sanitarios en Andalucía, compuesta por 49 hospitales públicos, 1.500 centros de salud y 75 millones de intervenciones sanitarias médicas al año, ha detallado.

En este sentido, ha manifestado que "en 75 millones de actos médicos es posible que haya errores", pero "aun así -ha recalcado- tenemos una sanidad puntera y de vanguardia que previene la enfermedad y que trabaja para detectar enfermedades de manera precoz".

En cuanto al Hospital de Ronda, la presidenta de la Junta ha asegurado que estará al cien por cien el próximo 3 de abril y ha recordado que dará servicio a 85.000 habitantes de 39 municipios de las provincias de Málaga y Cádiz.

El centro hospitalario, que ya ha atendido a 12.000 pacientes, inició su actividad el pasado 17 de enero y desde entonces se está llevando a cabo el traslado de servicios de manera progresiva.

El Gobierno autonómico preveía el comienzo de las obras de esta infraestructura en 2002, aunque los trabajos se retrasaron hasta 2008, y las obras debían estar concluidas en 2011 para su puesta en marcha en 2012, por lo que la inauguración oficial llega con más de cuatro años de retraso.

Díaz ha destacado las ventajas del nuevo hospital con respecto a las antiguas instalaciones y ha explicado que cuenta con 152 habitaciones individuales, frente a las 73 habitaciones del anterior centro sanitario.

Además, ha apuntado que "aumenta tanto la superficie como los servicios que se ofertan", ya que "las nuevas infraestructuras disponen de 57 consultas de especialidades, frente a las treinta anteriores".

Díaz ha felicitado a los profesionales que en los últimos años han participado en la creación del hospital y que se están esforzando en el proceso de traslado.