Diario Sur

Sevilla, 20 mar (EFE).- La Policía Nacional ha detenido a M.C.M., de 30 años, y a su pareja por un delito de extorsión tras amenazar y obligar a un vecino de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) a pagar una deuda que un sobrino suyo había contraído con el delincuente por la venta de unas sustancias estupefacientes.

La investigación se inició a raíz de la denuncia interpuesta por un vecino de San Juan de Aznalfarache que manifestó a la Policía que estaba siendo extorsionado por un hombre a causa de una deuda de unos 1.200 euros que un sobrino suyo había contraído con este último derivada de una venta de sustancias estupefacientes.

La víctima en un primer momento accedió a pagar la deuda de su sobrino, pero al no tener recursos económicos cedió los derechos de un piso de su propiedad al extorsionador para que lo alquilara hasta saldar la deuda correspondiente.

No obstante, pese a recibir las cantidades de dinero derivadas del alquiler del inmueble, el delincuente continuó hostigando tanto a la víctima -reclamándole aún más dinero- como a los inquilinos del piso alquilado que tuvieron que desalojar la vivienda tras pagar más de 5.000 euros en cuatro meses para evitar represalias.

Por ello, el juez interpuso una orden de alejamiento al extorsionador y a su pareja, que se dedicaba a cobrar el dinero que su marido conseguía mediante amenazas, lo que permitió a los agentes detener a la mujer por quebrantamiento de medida cautelar cuando acudía a una cita con la víctima para cobrar más dinero.

Por otro lado, los investigadores consiguieron localizar al marido de esta última en un bloque de edificios donde tenía su residencia y, tras percatarse de la presencia policial, se introdujo por la fuerza en el domicilio de un vecino para ocultarse y evitar ser detenido por los agentes.

Tras entrevistarse con el propietario de la vivienda, los policías entraron en el interior y encontraron, oculto bajo una mesa al delincuente, quien tras ser descubierto se enfrentó a los agentes a quienes agredió antes de ser finalmente arrestado.

El arrestado, al que le constaban igualmente antecedentes policiales previos por otros hechos delictivos, y su mujer fueron puestos a disposición de la autoridad judicial por la comisión de delitos de extorsión, amenazas, quebrantamiento de medida cautelar, allanamiento de morada y atentado a agente de la autoridad.