Diario Sur

Málaga, 20 mar (EFE).- Un aceite realizado a base de carabineros que puede ser utilizado, según su creador, José Antonio Salmerón, en la elaboración de paellas para reducir el peso del marisco y abaratar su coste sin perder sabor, se exportará a Centroeuropa, vía Suiza, tras acordar su distribución este fin de semana.

"Tenemos producción para abarcar casi toda España y ya hemos llevado el aceite a Hong-Kong", ha explicado a Efe Salmerón, quien ha indicado que durante el propio H&T Salón del Equipamiento y Alimentación para Hostelería y Turismo de Málaga ha recibido la llamada de confirmación de la comercialización en Europa Central.

"Esta semana van los primeros palés para Suiza", ha afirmado Salmerón, antes de acudir a una charla en la feria, y ha indicado que espera aumentar su facturación actual, que roza los dos millones de euros, y añadir nuevos clientes interesados en su producto, que va dirigido especialmente a la distribución en el sector de la hostelería.

"No tenemos claro que termine en supermercados", ha expresado Salmerón, quien ha argumentado que no cree que "sea el fin" del género y que sí que lo hará en establecimientos de carácter gurmé, a los que valora como su mercado potencial junto con los restaurantes.

La creación, de un color rojo anaranjado y que se realiza con el propio marisco y con aceite de girasol, surgió en Tabernas Medievales, una cadena de restaurantes que cerró durante la crisis, pero fue más tarde, como reacción a la recesión económica, cuando Salmerón optó por desarrollarla.

"Recuperé la técnica y se hizo este aceite", ha señalado el emprendedor, quien ha narrado cómo en sus inicios no se conservaba bien y había que utilizarlo en el mismo día, algo que han conseguido evitar con la nueva fórmula, en la que el género queda confitado con aceite de girasol.

"Carabinero se llama porque carabinero contiene", ha bromeado Salmerón, quien ha indicado que mantiene el sabor y el olor, además del característico tono cromático.

El próximo paso, que ha avanzado a Efe Salmerón, es la creación de un paté, elaborado conjuntamente con Selectos de Castilla, en el que mezclaran grasa de pato con el propio aceite de carabineros, una idea que, según ha valorado, "será un buen complemento para nuestro aceite".