Madrid, 19 mar (EFE).- El delantero argentino del Sevilla Joaquín Correa reconoció tras la derrota contra el Atlético de Madrid (3-1) que sabían que podía llegar un "bajón" a lo largo de la temporada y que eso ocurrió "en un momento crucial" en la lucha por el tercer puesto de Liga y con la eliminación europea ante el Leicester.

"Sabíamos que en algún momento iba a llegar un bajón, no puede ser que toda la temporada estés al cien por cien, le pasa a todos los equipos. A nosotros nos tocó en un momento crucial de la temporada, nos queda mirar hacia adelante", comentó el delantero argentino, autor del gol del Sevilla en el Calderón.

Respecto al partido contra el Atlético reconoció que el conjunto rojiblanco fue superior "por momentos", pero dijo que el Sevilla pudo "hacer daño" en otras situaciones del encuentro.

"Por momentos fueron superiores ellos, por momentos tuvimos el balón pero no pudimos hacer daño. Creo que es abultada la diferencia, no merecíamos tanto, pero quedó así el partido y hay que mirar al frente y seguir", analizó.

Tras la derrota, el equipo sevillista se dijo en el vestuario que hay que "seguir igual" con "sacrificio, humildad" y "la misma ilusión" del principio de la temporada.

"No sabíamos que íbamos a llegar aquí, a octavos de Liga de Campeones, ahora queda seguir por el mismo camino con nuestras armas y con muchas ganas", añadió Correa, que no teme perder el tercer puesto, en el que ya solo tienen dos puntos de renta sobre el Atlético, que les tiene ganados los duelos particulares.

"Miedo no tenemos, por algo llegamos hasta aquí, por algo el Sevilla está arriba peleando con los grandes. No creo que miedo sea la palabra", zanjó.

Correa cree que el parón por los partidos internacionales le vendrá bien al Sevilla para "trabajar los errores de los últimos partidos", y estar "tranquilos". "El parón vendrá bien para acomodar cosas", finalizó.