Diario Sur

Huelva, 8 mar (EFE).- El proyecto Life Iberlince ha informado del fallecimiento de 'Espina' una hembra de lince ibérico de nueve años, uno de los ejemplares jóvenes afectados por la hipervitaminosis D -enfermedad renal-, que ha contribuido al programa de cría en cautividad con dos cachorros.

Espina, hija de Cachuela y nacida en la zona de Abalario (población de Doñana) en 2008, al final de ese año se dispersó hacia una zona con poca presencia de conejo y fue capturada el 2 de diciembre en la carretera de El Rocío-Matalascañas, donde además corría riesgo de atropello.

La hembra, ha informado el proyecto en un comunicado, se trasladó a la cuarentena del centro de cría "El Acebuche" donde recuperó su condición corporal y más tarde, con la recomendación de los genetistas, se decidió su permanencia en cautividad para desde ahí contribuir como fundadora con su valiosa genética a aumentar la variabilidad de la población.

Espina fue uno de los ejemplares afectados por la hipervitaminosis D a final de 2009 y su enfermedad renal, clasificada en fase I en junio de 2010, evolucionó de forma muy rápida en su inicio, al igual que en los demás ejemplares jóvenes afectados, pasando a considerarse en fase II en diciembre de 2010.

El tratamiento recibido desde entonces hizo que el curso de la enfermedad se ralentizara y no fue hasta después de su revisión sanitaria de noviembre de 2014, cuando se reclasificó el ejemplar en fase III.

A lo largo de estos años, a pesar de su enfermedad 'Espina' crió dos cachorras, Kolia en 2013 y Madroña en 2015, y en 2016 se decidió ya no emparejarla, puesto que su estado no era adecuado para llevar a término una gestación.

En las últimas semanas 'Espina' dejó progresivamente de comer, ingiriendo solo el alimento deshuesado de todos los tipos de presa que se le ofrecían, hasta que finalmente falleció.