Diario Sur

Sevilla, 1 feb (EFE).- Tres destacados ecólogos que participan en al XIV Congreso Internacional de Ecosistemas Mediterráneos (MEDECOS) que se celebra en Sevilla han destacado a Efe la "calidad" de la investigación española y han pedido más recursos para evitar la fuga de jóvenes investigadores y mantener la competitividad.

Francisco Lloret, presidente de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET) y profesor de Ecología en la Universidad Autónoma de Barcelona; Montserrat Vilà, investigadora de la Estación Biológica de Doñana, centro del CSIC en Sevilla; y Adrián Escudero, catedrático de Ecología de la Universidad Rey Juan Carlos y vicepresidente de la AEET han destacado el papel que la ecología española jugaba hasta ahora en la Champions Leage de esa materia.

Estos tres científicos, organizadores de este evento científico, al que asisten más de quinientos especialistas, han advertido de que los recortes aplicados en los últimos años a las políticas científicas en España amenazan la competitividad de la ciencia española y propician la emigración de jóvenes investigadores.

"En España, además de jugar bien al fútbol, hacemos buena ecología y estamos situados en las primeras posiciones internacionales", ha opinado Escudero.

Para Lloret, si existiese un campeonato mundial de ecología, "seguramente España no ganaría la Copa, pero jugaría la final".

Estos expertos sostienen que los ecólogos españoles mantienen una excelente producción científica, sobre todo, si se compara con la financiación que reciben.

En opinión del presidente de la AEET, aunque se recuperase la financiación anterior a la crisis "nunca seremos campeones, porque para poder estar en las finales necesitamos ese plus de excelencia que nuestro sistema no da".

Lloret, Vilà y Escudero han deplorado el caso de muchos jóvenes investigadores españoles que, en su opinión, se preparan muy bien y se van afuera, donde son muy apreciados, "a devolver lo que nosotros les hemos enseñado".

"Muchos de nuestros postdoctorados son recibidos con los brazos abiertos en todo el planeta; en España estamos haciendo un esfuerzo casi absurdo: gastamos mucho dinero en formar investigadores de altísima calidad que luego colocamos en laboratorios de Leipzig, California o Japón", ha apostillado Escudero.