Málaga, 1 feb (EFE).- Una pelota de fitness de medio metro de diámetro y una cancha de baloncesto son los ingredientes para el "baloncodo", un deporte con tintes andaluces creado en las aulas malagueñas por el profesor Norberto Domínguez que ya ha traspasado la comunidad y se juega en el País Vasco e incluso México.

Las reglas de este deporte, que surgió de casualidad cuando el docente respondió a un balón golpeándolo con el codo en el patio del colegio y los escolares comenzaron a imitarle, es sencillo: ocho jugadores -el número de provincias andaluzas- tienen que anotar el máximo de goles -llamados "sur"- en dos tiempos de doce minutos, ha señalado a Efe Domínguez.

Fruto de la figura que formó el docente al ejecutar el tiro, con los brazos en jarras, un alumno comentó que parecía un cenachero, el típico marengo o pescador malagueño que porta dos cenachos -espuertas hondas y flexibles que sirven para llevar víveres- de pescado y que es un personaje popular de la cultura de la ciudad.

Los alumnos, "curiosos, empezaron a intentarlo al ver que la trayectoria de la pelota se había despedido ciertos metros y a utilizar el codo como si fuera una raqueta de tenis", por lo que Domínguez decidió emplear "los recursos disponibles en ese momento, una 'gymball' (pelota típica de los gimnasios) y el campo de baloncesto".

Esto despertó el interés de Domínguez, que trabajaba en su tesis doctoral sobre el "análisis de la vuelta a la calma en la educación física", y consideró que el recién ideado "baloncodo" -cuyo objetivo "es conseguir que la pelota bote por tercera vez en el campo contrario antes de que ese rival lo coja"- favorecía otro tipo de elementos físicos.

El razonamiento logicomatemático para calcular la trayectoria del balón, la capacidad de comunicación para idear tácticas o "la participación entre los niños y las niñas, que todos se sientan importantes durante su práctica" son algunas de las competencias estimuladas, al tiempo que se aprende sobre "la tierra y la cultura popular".

Minutos antes de una reunión con la delegada territorial de Educación para establecer mecanismos que introduzcan el "baloncodo" en los centros educativos de la provincia de Málaga, Domínguez ha manifestado a los periodistas que comenzarán a "hacer las primeras exhibiciones en colegios voluntarios" para popularizarlo.

El "baloncodo" es un deporte apto para niños de 6 años en adelante, pero que, al ser "sencillo y limitado, alterando algunas reglas, sí que se podría practicar desde los 5 años".