Diario Sur

Madrid, 2 dic (EFE).- La corriente Anticapitalistas de Podemos se prepara para la carrera de fondo que concluirá en la Asamblea Ciudadana estatal de la formación morada, prevista para principio de año, y de momento se inclina por presentar su propia lista, sin integrarse en la que lidere Pablo Iglesias.

Los anticapitalistas, que cuentan en sus filas con pesos pesados en Podemos como la secretaria general en Andalucía, Teresa Rodríguez; el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi"; o el eurodiputado Miguel Urbán, quieren hacer valer su peso en Vistalegre II, y puede que no tarden mucho en mover ficha y señalar por dónde quieren que transcurra esa asamblea, según fuentes cercanas a este sector.

Son conscientes de que Iglesias piensa en una lista de "integración" que agrupe a todas las sensibilidades de Podemos, incluidos los llamados "errejonistas" y los "anticapitalistas", pero éstos últimos no se van a dejar seducir fácilmente, apuntan las fuentes consultadas por Efe.

Se ven reforzados por los últimos procesos internos celebrados en distintas comunidades, como en Madrid, donde finalmente se integraron en la lista de Ramón Espinar, señalado como el candidato oficialista, que venció en las primarias; aunque la más votada fue Isabel Serra, miembro de anticapitalistas.

En Andalucía arrasó en las primarias Teresa Rodríguez, tienen también la secretaria general del partido en La Rioja, Navarra y Cataluña, y cuentan con ese respaldo para intentar marcar la línea por la que quieren que transcurran los debates en Vistalegre II.

Primero el debate sobre los documentos sobre el modelo político y organizativo de partido, y después, por separado, el proceso para elegir a la dirección, sin vincular la discusión de ideas a la de "las caras".

Ese es el formato que ellos prefieren, aunque no tienen muy claro que sea el que se acuerde para la próxima Asamblea Ciudadana Estatal. Más bien creen que por lo acelerado de los tiempos se optará por repetir el formato de Vistalegre I, cuando se vinculó a los equipos y a las personas la presentación de los diferentes documentos.

En aquel Congreso los anticapitalistas concurrieron en equipo y perdieron frente a Pablo Iglesias, cuando entre ellos se contaba también a Pablo Echenique, hoy secretario de Organización de Podemos que, como miembro de la dirección de Iglesias, ha evolucionado hacia posiciones más "neutrales".

De momento, los anticapitalistas se inclinan por ir a Vistalegre II también con sus propios documentos y una lista diferenciada sin discutir que la secretaria general en este momento debe ser para Iglesias, lo mismo que piensan los "errejonistas".

Con ellos coinciden también en que no debe y no se va a producir ninguna fusión con Izquierda Unida.

Y creen que Errejón e Iglesias acabarán juntos defendiendo un documento consensuado en Vistalegre, porque no es el momento de que se desmarque el número dos, aunque sí ven posible que algunos de sus más afines puedan plantear otra candidatura al margen.

En la nueva dirección de Podemos los anticapitalistas se ven con un puesto, el que podría corresponder al eurodiputado Miguel Urban, aunque propugnarán un sistema organizativo abierto y mucho menos jerarquizado que el que salió de su primera Asamblea Ciudadana.