Diario Sur

Sevilla/Zaragoza, 1 dic (EFE).- Las tropas del Ejército del Aire español ya disponen del primer avión de transporte militar A400M, cuya operatividad en misiones diversas relegará con el tiempo a los modelos Hércules que actualmente prestan servicio a las fuerzas aerotransportadas.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha presidido hoy en Sevilla el acto oficial de entrega al Ejército del Aire del nuevo modelo de avión, que posteriormente ha volado a la base de Zaragoza para ser entregado al coronel jefe del Ala 31, Andrés Gamboa de la Callejare.

En Sevilla, donde los profesionales de la factoría de Airbus realizan el ensamblaje final del aparato, Cospedal ha destacado que la inversión en Defensa no sólo "revierte" en creación de empleo y generación de economía, sino que proporciona ese "intangible" que es la seguridad interior y exterior de un país.

La ministra, acompañada por el presidente de Airbus España, Fernando Alonso, ha explicado que el A400M mejorará las capacidades del Ejército del Aire y contribuirá a las que las tropas españolas sean "interoperables" con los cuerpos militares más desarrollados del mundo.

En su opinión, el programa de fabricación de este nuevo aparato militar, que ha implicado a España en un consorcio con otros seis países europeos, es el "más ambicioso" lanzado por la industria militar europea.

Posteriormente, el avión, con matrícula T 23-01 10074, ha emprendido vuelo en dirección a la base aérea de Zaragoza para quedar adscrito al Ala 31, donde esperaban el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, y el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), Francisco Javier García.

En declaraciones a los medios, Conde ha insistido en la mejora de operatividad que supondrá la entrada en servicio de nuevo modelo de avión, tanto en autonomía de vuelo como en sistemas de autoprotección, capacidad de transporte o lanzamiento de cargas mediante sistemas informáticos.

Tras valorar la eficacia del Ala 31 en las distintas misiones encomendadas por el Gobierno, entre ellas el traslado, en condiciones de seguridad, del cooperante español infectado de Ébola, Conde ha confirmado que las tropas del aire dispondrá "con el tiempo" de catorce aviones A400M.

Ha añadido que tras la situación económica "difícil" que ha afectado a España en los últimos años, había llegado el momento de recuperar el "tiempo perdido" en cuanto a la actualización de los sistemas de armas del ejército.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor del Aire ha destacado que los aviones A400M deberán "convivir" con los modelos Hércules de los que se sirven las fuerzas armadas para la realización de sus misiones.

Ha comentado que los nuevos aviones, cuya operatividad en sus distintas facetas se conseguirá a lo largo de los próximos años, aportan un "nuevo mundo" de tecnología que constituye un reto para los profesionales del ejército en cuanto a formas, sistemas, mantenimiento y certificaciones.

Francisco Javier García ha añadido que los A400M permitirán llevar a cabo vuelos más largos, abastecer en vuelo a helicópteros y cazas o lanzar cargas mediante computadoras.

Además, están dotados de un sistema de autoprotección frente a amenazas por infrarrojos, cuya operatividad completa se prevé para los próximos 3 o 4 años.

A su juicio, "en 3 o 4 años vamos a tener un avión de transporte extraordinario, único en el mundo y, además, hecho en España".

El avión destinado a Zaragoza es el primero que recibe el Ejército del Aire español y el decimotercero que entrega la factoría de Airbus en Sevilla en lo que va de año, dos más que en todo el año anterior.

España es ya el sexto país que incorpora un A400M a su flota de transporte militar, que recibirá de forma progresiva otras catorce unidades a un ritmo constante hasta 2022, mientras que los trece están programados para su entrega a partir de 2025.