Diario Sur

Melilla, 1 dic (EFE).- La Asamblea de Melilla debatirá hoy en un pleno extraordinario la aprobación del nuevo Reglamento de Gobierno y de la Administración de la Ciudad Autónoma, que recoge el dictamen emitido por el Consejo de Estado el pasado mes de julio respecto a que los vicepresidentes del Ejecutivo sean personas electas.

Dicho dictamen obligó al presidente melillense a establecer cambios en su Gobierno hace varias semanas para sustituir a su vicepresidente primero desde el inicio de la legislatura, Manuel Ángel Quevedo, por el entonces portavoz del Gobierno, Daniel Conesa, debido a que el primero no es diputado de la Asamblea y el segundo sí.

Conesa, en rueda de prensa, ha subrayado hoy la importancia del nuevo Reglamento de Gobierno y de la Administración de la Ciudad Autónoma de Melilla, cuya elaboración ha supuesto dos años de trabajo iniciado en la anterior legislatura, y que sustituirá al actual tras más de 20 años de vigencia.

El vicepresidente primero de la Ciudad Autónoma ha confiado en que el nuevo reglamento obtenga el mayor consenso posible para que tenga "vocación de permanencia", algo que a su juicio es posible después de que en la comisión fuera aprobado con los votos a favor de PP, Grupo Mixto y Ciudadanos, y la abstención de Coalición por Melilla y PSOE.

El nuevo reglamento, ha señalado Conesa, es "fundamentalmente técnico" y con un texto muy extenso que actuará como "el marco general" en el que se van a desenvolver el Gobierno y la Administración de la Ciudad Autónoma, que podrá dar lugar posteriormente a otros reglamentos más concretos.

Sobre todo, ha destacado la inclusión en este reglamento de la adaptación del dictamen del Consejo de Estado, elaborado a iniciativa del presidente de Melilla, Juan José Imbroda, que "refuerza el especial estatus jurídico" de Melilla respecto a que no es de aplicación la legislación de régimen local, sino el Estatuto de Autonomía y normativa específica.