Diario Sur

Melilla, 1 dic (EFE).- El Gobierno de Melilla ha mostrado hoy su satisfacción por la "reincorporación a lo grande" de Baleària al transporte marítimo con la Península a partir del 19 de diciembre con el ferry 'Nissos Chios' y ha dicho que la ciudad contará con "los mejores buques dedicados al tráfico de pasajeros de las tres navieras españolas más importantes".

En rueda de prensa, el vicepresidente primero de la Ciudad Autónoma, Daniel Conesa, ha señalado que cuando empiecen a operar las dos líneas que Baleària tiene previsto implantar para conectar Melilla con Almería y Málaga, el 'Nissos Chios' se sumará a los dos superferries de Trasmediterránea, el 'Fortuny' y el 'Sorolla', y al de Naviera Armas, 'Volcán de Tinamar'.

Esta situación, ha dicho Conesa, nadie se la imaginaba en Melilla hace algunos años, y ha hecho especial referencia a las voces críticas con el contrato marítimo que garantiza las líneas declaradas como obligación de servicio público, concretamente las que unen Melilla con Málaga y Almería, que "dio muchos quebraderos de cabeza" hasta su adjudicación a Trasmediterránea al tercer intento.

Conesa cree que hoy se puede afirmar que "han fracasado rotundamente los agoreros que en su día dijeron lo que dijeron, y han vencido los ciudadanos de Melilla" por poder contar con un transporte marítimo operado por tres compañías, lo que permite la competencia, con buques que ofrecen un servicio de calidad, travesías más cortas y a diferentes horarios.

Ha señalado que, aunque haya competencia en las líneas declaradas de interés público, el Gobierno de Melilla defenderá que sigan siendo garantizadas con un contrato subvencionado por el Estado, que tendrá que ser adjudicado antes de que termine 2017 tras ejecutar la prórroga de seis meses del contrato actual, el cual finaliza en mayo.

Si la competencia se mantiene para entonces, Conesa cree que permitirá ir "más allá en calidad, precios y garantía de comunicaciones", pero manteniendo un contrato público que "garantice" que sigan existiendo estas conexiones históricas y estratégicas de Melilla con la península por mar.