Diario Sur

Málaga, 1 dic (EFE).- El consejero andaluz de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha rechazado hoy que la instrucción del caso Astapa, por el que hoy declara el exalcalde de Estepona, Antonio Barrientos, investigado por corrupción, se haya prolongado a casi diez años debido a la falta de recursos humanos.

"No es por falta de medios", ha respondido De Llera al ser preguntado por las causas que han alargado el litigio, y ha culpado al "modelo de investigación judicial" que provoca que el juez "investigue solo" y ha reiterado la necesidad de elaborar una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal con el fiscal como responsable.

La investigación comenzó en 2007, la operación Astapa se destapó en 2008, y en el caso declaran, además del exalcalde socialista Barrientos como investigado por corrupción político-urbanística en el municipio, más de un centenar de investigados entre concejales, empresarios y técnicos municipales.

El titular de Justicia ha cifrado en 922 el número de jueces y magistrados que desarrollan su actividad en Andalucía, en 413 el total de fiscales y en 7.950 los funcionarios que trabajan para la Administración de Justicia en los órganos judiciales, fiscalías y en los institutos de medicina legal de la comunidad.

De Llera ha afirmado también que la ratio de jueces por cada 100.000 habitantes se encuentra por debajo de la media nacional, de forma que en Andalucía está en 12 -mientras que en España es de 12,5-, muy alejada del promedio europeo, 21,3, y ha indicado que Andalucía necesitaría 900 jueces más para alcanzar la media europea.