Diario Sur

Sevilla, 1 dic (EFE).- El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ha exigido al Gobierno central que "clarifique" la "incertidumbre" suscitada entre Cádiz y Sevilla después de que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, dijera que ya se decidirá la mejor forma de explotar la AP-4 cuando termine la concesión.

Jiménez Barrios, que hoy ha acudido a la entrega de los I Premios Coraje de los Autonómos Andaluces, ha dicho a los periodistas que "la experiencia demuestra que cuando el Gobierno lanza un globo sonda de estas características esconde algo detrás".

Ha defendido que la autopista entre Cádiz y Sevilla, cuya concesión de peaje finaliza en 2019, está "más que amortizada" y ha sido "sufragada con creces", por lo que considera que "nadie entiende esa palabra que utilizó el ministro".

En su opinión, detrás de la afirmación del ministro se esconde "una incertidumbre y una duda" que ha asegurado que el Gobierno andaluz pedirá "que se clarifique" y el grupo socialista pedirá "las explicaciones "pertinentes".

"Ha suscitado una incertidumbre entre Cádiz y Sevilla muy grande que debe ser despejada, porque demasiado hemos soportado ya el peaje y pagado con creces su amortización", ha agregado.

Por otra parte, sobre el proceso de fusión hospitalaria, el vicepresidente andaluz ha asegurado que la intención del consejero de Salud, Aquilino Alonso, es "sentarse con quien esté dispuesto al diálogo con la máxima voluntad de acordar".

"Eso significa que si hay que rectificar alguna cuestión, se rectifica", ha manifestado.

Jiménez Barrios ha hecho hincapié en que no se trata de recortes sino de una "reorganización" para una fusión hospitalaria para poner en marcha "uno de los mejores y mayores centros hospitalarios de Andalucía".