Diario Sur

Granada, 1 dic (EFE).- Granada evitará los cortes de luz y agua a familias sin recursos en su lucha contra la pobreza energética gracias a un acuerdo firmado hoy con las empresas Emasagra y Endesa, eléctrica que ya ha cerrado convenios similares con otras ciudades pero que lo ha considerado como el más "avanzado" hasta la fecha.

El alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), ha rubricado hoy el convenio con las referidas empresas suministradores de servicios, con lo que cumple con el compromiso adquirido contra la pobreza energética con medidas dirigidas a ayudar a las familias más vulnerables, que sufren los efectos provocados por la crisis.

"No vamos a permitir que ningún ciudadano sufra el corte de suministros de servicios básicos para la vida, como el agua o la luz. Es una prioridad para este equipo de gobierno luchar contra la pobreza energética", ha señalado.

En el acto de firma de los acuerdos, que tendrán una vigencia de cuatro años prorrogables, han estado presentes por parte de Endesa, el director general de la empresa en Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga Alarcón, y el presidente del Consejo Territorial y de la Fundación Sevillana Endesa, Antonio Pascual Acosta.

Por parte de Emasagra, su director gerente, Federico Sánchez, así como la concejala de Derechos Sociales, Educación y Accesibilidad en el Ayuntamiento de Granada, Jemi Sánchez.

Los convenios permitirán la paralización automática de la orden de corte de suministro tanto de agua como de luz en el momento en que el Ayuntamiento de Granada, a través de sus Servicios Sociales, comuniquen a las empresas que esa persona o familia se encuentra en situación de riesgo social.

La medida supondrá a partir de ahora la apertura de una comunicación directa entre las empresas y los técnicos municipales para analizar y actuar para garantizar el suministro a las personas en riesgo de exclusión.

En el caso de Endesa se dejará en suspenso la orden de corte de suministro por un periodo de treinta días naturales durante el que el Ayuntamiento realizará informe sobre la situación del afectado.

Ello no significa que transcurrido ese periodo se vaya a proceder al corte, sino que se considera un plazo suficiente para que se pueda articular una solución al problema,

A su vez, también se detendrá si el usuario comunica a Emasagra y Endesa acordar un fraccionamiento o aplazamiento del pago, que podrá incluso, en relación al suministro del agua, acordar un plan de pagos de periodo superior a doce meses, con cantidades especialmente reducidas.

Granada se sitúa así, según el alcalde, a la cabeza de las ciudades españolas en la lucha contra la pobreza energética con un acuerdo social con las empresas suministradoras considerado por el propio director territorial de Endesa en Andalucía y Extremadura como "el más avanzado y que llega más lejos si cabe de los adquiridos hasta ahora en otras ciudades".