Diario Sur

Huelva, 1 dic (EFE).- El servicio Emergencias 112 Andalucía ha gestionado durante todo el día de hoy, hasta las 19:00 horas, más de 150 incidencias relacionadas con el temporal de lluvia que afecta a la provincia de Huelva, sobre todo esta tarde al municipio de Aljaraque.

La mayoría de incidencias, según ha informado el 112 en un comunicado, están relacionadas con anegaciones en sótanos y bajos de viviendas, garajes, locales comerciales, problemas de alcantarillado y acumulación de balsas de agua en el viario público.

Aljaraque ha sido el municipio en el que se ha registrado mayor número de avisos por el agua, con más de 75 incidencias desde las 17.30 horas sin que se tenga constancia de daños personales.

El servicio de bomberos ha sido alertado también para la asistencia de varios conductores atrapados en vehículos por la acumulación de agua en la localidad onubense, así como para el achique de agua en una residencia de mayores.

El episodio de lluvia ha ocasionado esta tarde incidencias en las carretera A- 497 por la formación de balsas de agua y el desbordamiento parcial de un arroyo próximo, que se unen a las registradas esta madrugada en la A-5052 y la A-5053 en Cartaya sin afectar al tráfico.

Lepe fue la localidad que registró más avisos en el teléfono único de emergencias por lluvias de la treintena que se registraron durante la madrugada, mientras que por la tarde se han concentrado, sobre todo, en Aljaraque.

En Huelva capital, Gibraleón, Palos de la Frontera y Cartaya también ha habido incidencias por la lluvia.

Paralelamente, se han coordinado una media decena de incidencias relacionadas por fuertes rachas de viento en Lepe y Palos de la Frontera de los más de 150 avisos coordinados durante el día.

En Lepe, el plástico de varios invernaderos ha caído sobre un tendido eléctrico en el paraje Camino a Tejita sobre las 17.00 horas, al tiempo que se han producido caída de cornisas y varios derrumbes parciales de muros de patios de viviendas en Palos, en la calle Ruiz de Alda y otro en un camino rural sin que se hayan producido heridos.