Diario Sur

Cádiz, 1 dic (EFE).- El apuñalamiento de un hombre ocurrido anoche en el barrio de Santa María, en el centro histórico de Cádiz, se debió a una pelea entre vecinos, según ha confirmado la Policía Local en su atestado.

Según el Ayuntamiento de Cádiz, la Policía Local fue la que detuvo a un varón de 69 años como presunto autor del apuñalamiento sufrido por otro hombre de 27 años.

Sobre las diez de la noche ayer, varias llamadas de ciudadanos alertaron a la Policía local y a la Policía Nacional de que en la calle Murallas de San Roque se había producido un incidente con sangre y de que había una persona herida.

Cuando los agentes locales se personaron en el lugar, fue el padre de la persona agredida quien les informó de que habían apuñalado a su hijo por la espalda y de que lo habían trasladado al Hospital Puerta del Mar en un vehículo particular.

Esa persona también facilitó la descripción del presunto agresor a los policías, que minutos después le identificaron en una calle cercana del barrio de Santa María y le detuvieron como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Antes de que se produjera el suceso, el presunto agresor se encontraba en casa de su hija y de su yerno, que son vecinos de la víctima.

Hasta el lugar también se desplazaron varios indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional, que tras entrevistarse con los testigos recabaron datos sobre una pelea entre tres personas pertenecientes a una misma familia con vecinos, y les relataron que uno de los implicados en la trifulca asestó por la espalda una puñalada a un vecino del bloque de viviendas en el que también viven su hija y la pareja de esta.

El arma blanca utilizada fue localizada por la Policía Nacional y resultó ser un cuchillo de cocina de aproximadamente 15 centímetros de hoja.

La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial se han hecho cargo de la investigación para esclarecer lo ocurrido.

El detenido permanece detenido en los calabozos de la Comisaría de San Fernando a la espera de la finalización de las diligencias judiciales para ser puesto posteriormente a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la ciudad de Cádiz, mientras que la víctima permanece en observación en el hospital Puerta del Mar.