Diario Sur

Zaragoza, 1 dic (EFE).- El entrenador del Real Zaragoza, Raúl Agné, ha afirmado este jueves que el próximo rival del equipo aragonés en la Liga 1,2,3, el Cádiz, será "un rival complicado" ya que cuenta entre sus virtudes principales con la velocidad, la agresividad y el pragmatismo.

Sobre este duelo, que medirá el sábado a ambos equipos, ha juzgado que el Zaragoza tiene que "mejorar en defensa", así como "minimizar los errores y actuar en bloque, jugando con mentalidad ganadora".

El entrenador de Mequinenza ha afirmado que su equipo "siempre tiene la necesidad de ganar" y que así se toman "todos los partidos", un hecho que no tiene que producirles estrés.

El conjunto aragonés sigue sin ganar esta temporada fuera de casa, aunque el técnico se ha mostrado "convencido" de que esa victoria terminará llegando, puesto que considera que son "competitivos" y que se encuentran en el camino adecuado.

No obstante, ha reconocido que "hay que hacer algo más" para lograr ese primer triunfo a domicilio, ya que ha considerado que con lo hecho hasta ahora no llega.