Diario Sur

Melilla, 30 nov (EFE).- El PSOE ha reclamado hoy mayor celeridad en la aplicación de medidas de seguridad en centros de salud de Melilla, tras constatar que los denominados "botones antipánico" para que el personal sanitario pida ayuda "llevan sin funcionar años".

La representante de la gestora de los socialistas melillenses, Sabrina Moh, ha asegurado que llegan "cinco años tarde" las medidas anunciadas por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) tras producirse varias agresiones la pasada semana a trabajadores del centro de salud de Cabrerizas.

Ingesa ha anunciado un refuerzo de vigilantes de seguridad y la instalación de sistemas de aviso para que los trabajadores puedan pedir auxilio, además de adaptar el sistema de citas a las necesidades de los pacientes para evitar aglomeraciones.

"Cuando un usuario no puede conseguir cita o se dan grandes demoras para conseguirla, es cuando se producen las largas colas por parte de los ciudadanos en la puerta del centro de salud de Cabrerizas", ha advertido la representante socialista.

Moh ha apuntado que en estas colas "es cuando más ansiedad y tensiones se crean, y, en consecuencia, se da el caldo de cultivo para que se produzca nerviosismo y tiranteces, que pueden llegar a terminar en agresiones".