Diario Sur

Córdoba, 30 nov (EFE).- El jefe de área de un supermercado de la localidad cordobesa de Montilla se enfrenta a 7 meses de cárcel y a una multa de 400 euros por acosar sexualmente a una cajera durante tres años, hasta que la mujer no pudo más y se dio de baja.

El acusado ha sometido a la mujer a "continuas" insinuaciones, "tocamientos superficiales" con "clara intención sexual, según ha relatado el fiscal en el escrito de calificación provisional de los hechos que ha sido facilitado a Efe.

En las conclusiones provisionales, el Ministerio Público ha explicado que al menos en tres ocasiones el acusado intentó besarla en la boca bajo la excusa de saludarla y la acosaba en su puesto de trabajo.

Incluso en febrero de 2010 llegó a decirle que si no lo recompensaba con favores sexuales debería de marcharse de la empresa.

Por estos hechos, la mujer fue derivada al equipo de salud mental por una sintomatología de inquietud, intranquilidad, desasosiego, llanto, desánimo y variabilidad emocional diagnosticándole una reacción ansioso-depresiva y tratada con medicación ansiolítica y terapia psicológica del Instituto Andaluz de la Mujer, siendo dada de alta en diciembre de 2011 pero en situación de excedencia.

El Ministerio Público ha considerado los hechos como constitutivos de un delito de acoso sexual y una falta continuada de vejaciones y pide para el acusado siete meses de cárcel y una multa de 400 euros.