Diario Sur

Málaga, 30 nov (EFE).- Las dificultades del cauce del Guadalmedina, río que cruza la ciudad de Málaga, para permitir en él un lugar de encuentro ocio-cultural y para favorecer el tráfico en torno al mismo han hecho que la Fundación CIEDES que preside el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se fije en Seúl y Niza.

El II Cuaderno del Guadalmedina presentado hoy toma como ejemplos los métodos utilizados para la integración de los ríos en distintos territorios del panorama nacional como son los casos de Madrid, Almería, Valencia y Granada; pero también internacional, y añade a Seúl y Niza, los casos de Medellín y México DF.

En el estudio se reconoce también, según informa CIEDES en un comunicado, el protocolo para cumplir con las condiciones de seguridad que plantea la Junta de Andalucía para que se puedan realizar en el propio cauce actividades del ámbito cultural y de ocio.

Otro de los puntos que trata en el cuaderno es la integración del tráfico que, según concluye, requiere una reducción de la afluencia actual a ambos lados del cauce, ya que actualmente registra un total de 50.000 desplazamientos en sentido Norte y 47.000 hacia el Sur al día.

El escrito propone como solución a esta cuestión el soterramiento de la circulación en uno o ambos márgenes del río para dejar el tráfico en superficie a los residentes, y también se plantea ampliar la capacidad de algunas vías perimetrales del centro.