Diario Sur

Sevilla, 30 nov (EFE).- La Junta de Andalucía ha enviado cartas a los ayuntamientos andaluces en la que les pide que extremen los controles administrativos de cotillones, fiestas y conciertos en los días navideños con el fin de garantizar la seguridad y los derechos de los asistentes.

Según una nota de prensa de la Consejería de Justicia e Interior, los consistorios deben velar por el "cumplimiento" de todas las exigencias legales en esta materia y los organizadores de estos eventos tienen que obtener las preceptivas autorizaciones administrativas y cumplir todos los requisitos de seguridad.

"Los establecimientos de hostelería han de pedir expresamente autorización para celebrar una actividad extraordinaria, por ser distinta a la habitual y no estar incluida en la misma", según la Consejería.

Los espectáculos y actividades recreativas en garajes o naves deben obtener igualmente autorización, informa la Junta.

En ambos casos, los ayuntamientos son los competentes para otorgarla las autorizaciones, conforme a la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas y el resto de la normativa reguladora de las condiciones generales para la celebración de este tipo de eventos.

La normativa también regula la necesidad de contar con un seguro de responsabilidad civil obligatorio y la presencia de un servicio de vigilancia y admisión para ciertos eventos de carácter ocasional y extraordinario.

Los establecimientos públicos eventuales o formados parcialmente por estructuras desmontables o portátiles destinados a celebrar espectáculos públicos y actividades recreativas ocasionales deberán contar previamente con la preceptiva autorización de instalación municipal y reunir todas las condiciones técnicas de seguridad, higiene, sanitarias, de accesibilidad y confortabilidad.

La Dirección General de Interior ha activado una campaña específica de vigilancia policial en discotecas, salas de fiesta, salones de celebraciones, pubs y bares con música de aforo igual o superior a 700 personas durante el periodo comprendido entre diciembre de 2016 y enero de 2017.