Diario Sur

Cádiz, 30 nov (EFE).- La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) han firmado un acuerdo por el que el tranvía de la bahía de Cádiz podrá utilizar la vía del tren mediante la modificación del sistema de seguridad y comunicaciones.

En un comunicado, la Junta de Andalucía ha explicado que esta actuación, que se llevará a cabo por importe de 2,9 millones de euros, consistirá en adaptar la señalización ferroviaria a la nueva configuración de vías y señales que supone el paso del nuevo tranvía procedente de Chiclana y San Fernando por las vías del ferrocarril entre Cádiz y Sevilla.

El contrato, adjudicado a la empresa Thales, constituye, según la Junta, "una solución técnica consensuada entre la Consejería de Fomento y Vivienda y Adif, y supone un paso decisivo para la conexión definitiva de las vías del tranvía y el tren en el río Arillo, que es la última parada del sistema tranviario en San Fernando, localizada ya junto a la línea del ferrocarril, y que favorecerá la combinación intermodal entre ambos sistemas de transporte".

La modificación de la señalización afecta a la infraestructura ferroviaria del Estado, ya que se cambiarán los enclavamientos locales de Bahía Sur y Cortadura, y el centro de control del tráfico de trenes de Santa Justa (Sevilla).

La delegada territorial de Fomento y Vivienda en Cádiz, Gemma Araujo, ha destacado la importancia de este paso en la puesta en servicio del tranvía y ha agradecido "la colaboración y actitud positiva de Adif, que resulta fundamental para la interconexión de ambos modos de transportes".

El grupo de trabajo para el estudio de las infraestructuras necesarias en el punto de conexión de ambos sistemas está funcionado "con fluidez y una destacada cooperación conjunta", ha añadido la delegada, "lo que va a repercutir en un buen funcionamiento del sistema de transportes".

La autorización definitiva de Adif, una vez se formalice, permitirá a la Junta la conexión de los aparatos de vías del tranvía y el tren, y la construcción de la parada en el río Arillo, donde se producirá la intermodalidad buscada entre el tranvía y el tren de cercanías, además de garantizar la continuidad del tranvía sin transbordo desde Chiclana hasta Cádiz, proceso que requiere la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, y que se encuentra en curso.

Una vez llevada a cabo la modificación del sistema de señalización, el siguiente paso para la conexión será la instalación de la catenaria, la conexión directa de los aparatos de vía (obra civil), y la construcción de la parada en río Arillo.

El tren tranvía de la Bahía de Cádiz, infraestructura de transporte cofinanciada con Fondos Feder, consta de un trazado de 24 kilómetros de longitud, de los que 14 kilómetros corresponden a la plataforma tranviaria de nueva construcción entre Chiclana y San Fernando, y los diez kilómetros restantes a la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz, entre el nudo de la Ardila y la estación de ferrocarriles central de la capital, en la Plaza de Sevilla, con un total de 21 paradas.