Diario Sur

Sevilla, 30 nov (EFE).- La Guerra de Granada y las pugnas nobiliarias en Andalucía en el siglo XV han dado origen a la ruta cultural y turística Caminos del León, amparada en una asociación que ha unido los monumentos relacionados con alguien tan desconocido como vital: el "Cid andaluz", Rodrigo Ponce de León.

Se trata de una idea que verá la luz de forma oficial en la próxima edición de FITUR, en enero de 2017, pero que ya tiene perfilado todo el recorrido que unirá el legado que se relaciona con este personaje histórico, nacido en un día no determinado de 1443 en Arcos de la Frontera (Cádiz) y fallecido en Sevilla en 1492.

En su listado de títulos nobiliarios se encontraban el de VII señor de Marchena, III conde de Arcos, II y último marqués de Cádiz, I duque de Cádiz y I marqués de Zahara, y en sus galones militares figuraba haber sido uno de los principales capitanes de los Reyes Católicos en la Guerra de Granada.

José Antonio Suárez, un marchenero que es uno de los promotores de la iniciativa, explica a Efe que todo se inicia "al estudiar la historia de Marchena y ver las continuas menciones al resto de municipios del conocido como Estado de Arcos, lo cual hizo que me preguntara si existirían huellas también de los Ponce de León en otros municipios".

La investigación hizo que se encontrase con que muchos de esos municipios fueron repoblados por gente de Marchena y Arcos de la Frontera, "y que como tal llevan nuestra misma sangre por lo que se trata no solo de lazos culturales sino también lazos familiares, con lo que tenemos unas costumbres y tradiciones similares".

Entre ellas están el acto del mandato en Marchena y Rota, las saetas antiguas de Marchena y Arcos, la ropa tradicional de la zona de Vejer de la Frontera y Marchena o que en todos los municipios la patrona es la Virgen del Rosario y todos tienen en su escudo el de los Ponce de León.

Los vínculos entre los municipios de Los Caminos del León se manifiestan también en la gastronomía, con ejemplos como que la sopa de tomate es una receta común de éstos pueblos, e incluso en la ropa típica, ya que su promotor detalla que "las 'cobijadas' de Vejer visten exactamente igual que lo hacían las mujeres antiguas de Marchena".

En el impresionante legado que el apellido de Ponce de León ha ido dejando se encuentran, por ejemplo, el Palacio Ducal de Marchena, el castillo de Arcos de la Frontera, el de Mairena del Alcor, Pruna y Algámitas. el Alcázar de Jerez de la Frontera, el convento de San Agustín de Sevilla, o los castillos de Chipiona, San Romualdo y Puente Zuazo en San Fernando.

Lo que pretende la asociación Caminos del León, según Suárez, es desarrollar rutas turísticas entre los municipios, conferencias y eventos turísticos, que ya ha tenido un primer paso, ya que los ayuntamientos de Marchena y Arcos han iniciado un proceso de hermanamiento auspiciado por la ruta, sobre todo porque "en Marchena sigue estando muy presente el legado de los Ponce de León a través de la arquitectura", y desde ahí se ha expandido.

En realidad, todo se basa en una gran ruta, que a la vez está bifurcada en dos rutas principales, las de la sierra, a través de la 'Cañada Real de Pruna' por Pruna, Algámitas y Arcos de la Frontera, y la de la Campiña, a través de Mairena, Utrera, Los Palacios, Jerez, Rota y Chipiona.

Una vez diseñado el recorrido, los promotores trabajan en la gestión de una sede fija en la zona de Arcos de la Frontera, donde les han cedido un local en el centro de iniciativas turísticas Sierra de Cádiz de Prado del Rey, mientras que una segunda sede estará en la zona de la campiña sevillana, probablemente en la misma localidad de Marchena.