Diario Sur

Córdoba, 30 nov (EFE).- Con seis volúmenes publicados este año (los últimos, una biografía ilustrada de Bill Murray, y el debut literario del artista Niño de Elche), Bandaàparte Editores ha obrado el milagro de poner a Córdoba en el mundo literario independiente y hacerlo con una vocación de traspasar las fronteras de lo local.

De hecho, en Madrid se plantaron cuando el proyecto sólo era una idea en la cabeza de los hermanos Suárez, Antonio de Egipto y Marga, a la que se sumó el ilustrador Pedro Peinado, artífice de la imagen tan reconocible de los libros publicados por esta editorial de "no escritores" para lectores "fetichistas".

Porque otro de los rasgos reconocibles desde el principio de la editorial era la de invitar a músicos, cineastas, artistas plásticos o periodistas a publicar libros con ellos, y el resultado es una nómina de "no escritores" que incluye al líder de Vetusta Morla, Guille Galván, al cantautor asturiano Alfredo González, al músico de Lapido Raúl Bernal, al rapero Elphomega, o al dibujante Andrés Leiva, entre muchos otros.

"En los músicos hemos encontrado mayor caldo de cultivo, pero se ha ido abriendo a gente del cine, la tecnología, periodistas, artistas plásticos e incluso aventureros, como se verá el año que viene", señala Antonio de Egipto en una entrevista con Efe con motivo de la presentación del libro de uno de los últimos en sumarse a Bandaàparte, el artista y cantaor Francisco Contreras, Niño de Elche.

Marga Suárez, por su parte, apunta que la editorial nació desde el principio con la idea de publicar a músicos que les gustaban, aunque "luego ha evolucionado hacia otros muchos territorios".

De Egipto añade que la propuesta tiene "algo que llama la atención" y "encuentra mucha receptividad", lo que les ha permitido crear "una especie de familia alrededor", formada por amigos y fanáticos de la editorial, a los que llaman "bandapartianos".

Inspirada por la película "Bande à part", de Jean Luc Godard, la editorial ha buscado, al igual que el cineasta francés, "hacer libros de autor frente a lo comercial", y en esa tarea, ha sido clave la incorporación al proyecto del ilustrador y diseñador Pedro Peinado, artífice de la llamativa imagen de cada una de las publicaciones.

Peinado reconoce ser "fetichista del libro", así que buscó que las colecciones se reconocieran fácilmente. El resultado son libros de portada creativa con punta roma en el exterior y un interior plagado de guiños, desde el tipo de papel, el marcapáginas hasta las elaboradas ilustraciones, que hacen de cada obra un objeto de coleccionismo.

Con un continente y un contenido armonizado, Bandaàparte ha ido creciendo también en número de ejemplares, pasando de los 300 que editaban en las primeras obras, a los casi mil que pueden llegar a sacar en la actualidad.

Y todo ello porque el proyecto ha ido creciendo poco a poco, "libro a libro, de boca en boca", como dice Peinado, hasta llegar a este año, que empezó con un mensaje profético en la web de Bandaàparte: "Bienvenidos a aquel maravilloso año 2016".

Marga Suárez recuerda que aquello empezó como una broma, la de imaginar en 20 años a la editorial recordando cómo había sido este 2016, en el que se han publicado 6 volúmenes, y, tal y como reflexiona Peinado, era "el momento de dar el salto", tras haber ido cumpliendo expectativas.

El año que viene arrancan con una colección nueva de libros de viaje, con Alicia Sornosa, la primera mujer de habla hispana que ha dado la vuelta al mundo en moto; y publicarán también un diario de rodaje firmado por cineasta Kike Maillo titulado "Toro, 1.300 días en la creación de una película", y un nuevo libro "rockero", esta vez a cargo del vocalista de MacEnroe, Ricardo Lezón.

Todo ello desde la más estricta pasión, puesto que los tres compaginan la editorial con otros proyectos. "Bandaàparte es una apuesta emocional que se sostiene por sí misma, pero por el momento obliga a seguir buscándonos la vida por otro lado", concluye Antonio de Egipto.