Diario Sur

Sevilla, 30 nov (EFE).- La Fiscalía Anticorrupción ha dado por concluida la investigación de las cuatro primeras ayudas de Invercaria analizadas, que suman 2,4 millones de euros, y ha pedido al juzgado que abra diligencias previas de cada una de ellas como paso previo a precisar sus responsables.

El juez de instrucción 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, abrió en 2013 una investigación por la actividad de la sociedad pública andaluza de capital riesgo, Invercaria, y la dividió en una pieza por cada ayuda concedida por los presuntos delitos de prevaricación y malversación, penado con hasta 8 años de cárcel.

Está previsto que el caso lleguen a las 41 piezas, de las que hay abiertas trece, pero todas ellas en el seno de las mismas diligencias previas de la rama principal.

La Fiscalía considera que ya hay cuatro cuya investigación se da por finalizada una vez ratificado un informe pericial por parte de los peritos de la Intervención General de la Administración del Estado, y pide que se desglose cada una de ellas y se abran diligencias previas.

Se trata de las ayudas concedidas a la empresa de Jaén Electronics Devices Manufacturer (EDM), que recibió 1.180.000 euros; a Juana Martín, a la que se ayudó con 850.000 euros; a Fumapa, que recibió 300.000 euros; y a Lolita Canalla, con ayudas por 100.000 euros.

Las ayudas se habrían concedido con varias irregularidades, como no analizar suficientemente las peticiones o concederlas con peticiones de un solo folio.

La petición de la Fiscalía se produce cuando aún se está pendiente de resolver, por parte de la sección tercera de la Audiencia de Sevilla, si es correcto dividir la investigación de Invercaria en piezas, lo que se presentó hace casi dos años, han señalado fuentes judiciales.

El expresidente de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo es uno de los principales investigados -antes imputados- en la investigación judicial, que se ha encargado a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía.