Diario Sur

Huelva, 29 nov (EFE).- El consejo de administración del Recreativo de Huelva ha anunciado este martes que su deuda alcanza ya los 26 millones de euros y que prevé que el proceso de venta del club se producirá con retraso sobre lo previsto.

El portavoz del club, Jesús Pulido, ha explicado en rueda de prensa que actualmente la deuda de la entidad dejada por el anterior propietario, Gildoy España, se estima "en torno a los 26 millones de euros", seis más de los contabilizados hace algunas semanas.

El consejo recreativista ha dado cuenta de las acciones realizadas en sus 55 días de mandato, en los que su línea principal ha sido el análisis de la situación del club decano del fútbol español.

Al respecto, sus responsables han señalado que este pasado lunes se inició una auditoría forense que tardará "entre dos y tres meses en desvelar todos los datos", por lo que se ha dejado entrever que la venta de la entidad no se podrá producir antes del 31 de enero.

Ésta fue la fecha límite que aprobó por unanimidad el pleno del Ayuntamiento de Huelva, propietario del club y que aún no ha comenzado dicho proceso de venta ni expuesto un pliego de condiciones para la realización de un concurso público.

La otra gran línea de trabajo del club, según su portavoz, se centra en alcanzar un acuerdo con Hacienda para levantar el embargo de sus cuentas, que comenzó en febrero de 2014, y conseguir un nuevo convenio de aplazamiento de la deuda, que se sitúa en 14 millones.

El portavoz del consejo de administración del Recreativo ha precisado que están pendientes de "una inminente reunión" con la Agencia Tributaria y ha expuesto, por otra parte, que a comienzos de año está prevista la celebración de una junta de accionistas.