Diario Sur

Ceuta, 29 nov (EFE).- Los dos pantanos de la Ciudad Autónoma de Ceuta han conseguido elevar al 34 por ciento su capacidad de agua embalsada como consecuencia de las últimas lluvias que han caído sobre la ciudad a lo largo de la última semana.

Según han explicado fuentes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, las presas del pantano del Renegado y del arroyo del Infierno se han situado en su conjunto al 33,89 por ciento de su capacidad con 775.903 metros cúbicos, después de un verano especialmente seco.

El pantano del Renegado, con una capacidad para albergar 1.635.414 metros cúbicos, está a un 21,43 por ciento con 350.406 metros cúbicos.

Mientras tanto, la presa del Infierno, con capacidad para tener 654.266 metros cúbicos, está al 65,03 por ciento con 425.496 metros cúbicos.

La Confederación Hidrográfica ha destacado que el agua embalsada es prácticamente igual al mes de noviembre de 2015 cuando los dos pantanos estaban al 34,84 por ciento de su capacidad.

La autonomía ceutí utiliza, principalmente, el agua de la planta desaladora para el abastecimiento de la población.