Diario Sur

Huelva, 29 nov (EFE).- La Consejería de Fomento y Vivienda iniciará antes de que finalice el año las obras de construcción de los nuevos accesos a la aldea de El Rocío, una vez que ha adjudicado los trabajos por un importe de 1,09 millones de euros y un periodo de ejecución de seis meses tras la firma del contrato.

La empresa adjudicataria encargada de llevar a cabo la actuación será Trabajos Bituminosos, que ha presentado la mejor oferta económica y técnica de las 22 empresas que se presentaron a este concurso público, ha informado la Consejería en un comunicado.

Esta intervención en la A-483 permitirá dotar de dos nuevos accesos a El Rocío que servirán de alternativa al único vial de entrada que se encuentra actualmente abierto al tráfico en la aldea almonteña.

"Con estas infraestructuras se logrará contrarrestar las limitaciones y concentraciones que se producen cada año con motivo de la romería, así como mejorar la movilidad diaria de los ciudadanos de la zona", ha explicado la delegada territorial de Fomento y Vivienda, María José Bejarano, que ha añadido que "con este proyecto se espera acabar con los problemas de tráfico que generaba la carretera de circunvalación, llevando aparejado el cierre de los antiguos accesos a la altura norte y sur de la aldea".

La actuación contempla la construcción de dos accesos, uno al sur y otro al norte.

El ramal de acceso por el norte será bidireccional y contará con una longitud de 856 metros aproximadamente; por su parte, el nuevo acceso sur consistirá en la ejecución de un ramal unidireccional de 427 metros aproximadamente de entrada a la aldea.

En el diseño del trazado se ha tenido como máxima prioridad la menor afección al medio y, más concretamente, al importante arroyo de La Rocina.

Esta nueva configuración de los accesos al Rocío mejorará las condiciones de accesibilidad que actualmente presenta dificultades en momentos puntuales, como son los fines de semana del verano y las romerías.

El proyecto que se ejecutará contiene una solución consensuada entre Junta, Ayuntamiento de Almonte y los diferentes agentes económicos y sociales locales, que concilia los intereses ambientales, económicos, turísticos y sociales planteados.