Diario Sur

Cádiz, 29 nov (EFE).- El titular del juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera (Cádiz) ha pedido una prueba de paternidad a uno de los dos hombres detenidos acusados de comprar el bebé recién nacido de una mujer que actuó como vientre de alquiler.

Según una nota difundida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, el juez ha suspendido la patria potestad sobre el bebé a la madre, S.C.C., de 28 años y vecina de Villamartín (Cádiz) y madre de otros dos hijos.

Esta mujer habría actuado como vientre de alquiler para una pareja de hombres de Vícar y, tras quedar embarazada por inseminación artificial, dio a luz al bebé y se lo entregó a los tres días del nacimiento a la pareja, que reside en Vícar (Almería).

Los tres fueron detenidos por la Guardia Civil a mediados de noviembre y fueron puestos en libertad con cargos por orden del titular del juzgado que instruye el caso.

El juez está investigando si son autores de un delito de alteración de la paternidad mediante compensación económica, además de otro posible de falsedad en documento, según el TSJA.

Dentro de esta misma instrucción, el juez tomará mañana declaración por videoconferencia a uno de los hombres de la pareja, cuya identidad responde a las iniciales J.J.G.S.

El juez ha pedido una prueba de paternidad, para determinar si es el padre del bebé, del que se ha encargado la Junta de Andalucía.