Diario Sur

Málaga, 29 nov (EFE).- El técnico del Málaga, Juande Ramos, afirmó en la víspera del encuentro de este miércoles en Córdoba, correspondiente a la ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que su equipo tiene "la obligación de hacer buenos partidos para pasar esta ronda" del torneo, al asumir que son "favoritos".

Aún así, el entrenador malaguista destacó este martes en rueda de prensa de que, aunque el Córdoba milita en Segunda División, no se fía del rival, pues advirtió de que "ocurre con demasiada frecuencia que los equipos de inferior categoría dan sorpresas".

Juande argumentó que estos equipos tienen "una motivación máxima" en competiciones como la Copa y que también puede darse "una relajación en el de superior categoría", algo que tienen que evitar porque, "hoy en día en el fútbol, el que no trabaja no gana".

El técnico manchego dijo que desconoce qué Córdoba se va a encontrar tras haber cambiado de técnico, con la destitución de José Luis Oltra, y que no sabe "ni el ambiente que hay, ni lo que ha ocurrido, ni si los jugadores están o no con el entrenador", ya que carece de "elementos de juicio para valorarlo".

Sobre los jugadores lesionados en el Málaga, consideró que "en estos momentos" están "en una situación delicada" en ese aspecto, ya que tienen el problema de que en la mayoría de los casos están siendo "recuperaciones lentas y poco previsibles".