Diario Sur

Ceuta, 29 nov (EFE).- El cadáver del joven inmigrante subsahariano localizado cerca de la costa de Ceuta el 25 de noviembre ha sido enterrado hoy en el cementerio católico de Santa Catalina, sin ser identificado.

El entierro se ha llevado a cabo en el camposanto ceutí sin conocer su identidad ni sus datos y con la presencia de miembros de varias organizaciones que trabajan con inmigrantes, según ha informado en su web el diario "Ceuta Actualidad".

El entierro se ha producido después de que la autopsia practicada al cadáver hallado en las inmediaciones de la costa de Ceuta determinara que falleció por asfixia por inmersión -ahogado-, al no haberse encontrado ningún signo de violencia en el cuerpo.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el cuerpo enterrado hoy se corresponde con un joven inmigrante subsahariano de entre 20 y 25 años que no portaba ningún tipo de documentación.

El cadáver fue hallado las 09:00 horas de la mañana del pasado viernes cuando unos pescadores alertaron a la Guardia Civil sobre la presencia de un cuerpo flotando en el mar.

La patrullera del instituto armado acudió al lugar y localizó el cuerpo del inmigrante que se hallaba cerca de la costa en la playa de la Almadraba.

El joven inmigrante subsahariano llevaba puesto un flotador, que le permitía mantenerse a flote y las primeras hipótesis señalan que el inmigrante o bien intentó entrar en Ceuta a nado o bien formaba parte de alguna expedición clandestina que viajaba en una patera.