Diario Sur

Madrid, 29 nov (EFE).- La Guardia Civil ha detenido en Vícar (Almería) a dos hombres que son pareja y en Cádiz a la mujer que les había vendido por diez mil euros a su recién nacida de tres días, después de haber sido sometida a una inseminación artificial en una clínica de Málaga.

La menor se encuentra bajo la tutela de la Junta de Andalucía y los arrestados han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera (Cádiz), informa la Guardia Civil.

Se trata de la operación Princesita que se ha saldado con las detenciones de estas personas como presuntos autores de un delito contra las relaciones familiares.

La operación se inició cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que la mujer, vecina de Villamartín (Cádiz), podría haber sido pagada como vientre de alquiler con 10.000 euros para ceder a su hija recién nacida a la pareja de hombres.