Sevilla, 26 oct (EFE).- Los consumidores españoles van perdiendo el miedo a Internet para realizar sus compras habituales y en los últimos seis meses uno de cada cuatro utilizó este canal para llenar su cesta.

Así se desprende del segundo barómetro "Shopper View" de la Asociación de Empresas del Gran Consumo (Aecoc), presentado en el marco de su congreso anual, que se celebra entre hoy y mañana en Sevilla y reúne a más de mil empresarios y altos directivos.

A pesar de que la penetración del canal "online" en el sector de la distribución mejora, sólo es la elección más habitual para el 2,8 % de los consumidores, frente al 2,5 % para quienes supone un canal secundario y el 19,4 % que todavía lo ve como una vía "esporádica".

Por categorías, los productos más incluidos en las compras por Internet son los de higiene personal (71,3 %), seguidos por los de despensa y alimentación (60,4 %) y limpieza (54,5 %).

Los frescos se mantienen sensiblemente por detrás, al ser adquiridos sólo por un 27,2 % de los compradores, aunque esta cifra evoluciona al alza y refleja un incremento de tres puntos respecto al primer barómetro de Aecoc.

El canal de compra más habitual para el 76,3 % de los usuarios sigue siendo el supermercado, lo que supone un aumento de ocho décimas respecto al primer barómetro de Aecoc, mientras que el hipermercado es el elegido como vía predilecta por el 16,4 %, más de un punto por debajo del dato registrado en el anterior estudio.

El 36,7 % de los consumidores hace compra una vez por semana y un 34,2 % acude entre dos y tres veces por semana, un porcentaje que supera con creces al de quienes llenan la cesta de la compra entre dos y tres veces por mes (13,5 %), quienes acuden casi todos los días (10,5 %) o quienes lo hacen apenas una vez al mes (4,7 %).

La cercanía, los buenos precios y ofertas, la variedad de surtido, los productos de marca propia y la calidad son, por este orden, los criterios prioritarios para los consumidores a la hora de decidir entre un establecimiento u otro, según este mismo estudio, elaborado en base a unas 2.000 entrevistas.

Preguntados los participantes de la encuesta sobre innovación en alimentos y bebidas, buscan sobre todo productos bajos en grasas, bajos en azúcares, bajos en calorías, libres de conservantes, sin edulcorantes o producidos de forma ecológica.