Diario Sur

Sevilla, 19 oct (EFE).- La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, se han enzarzado esta tarde, con un duro intercambio de reproches, a cuenta de la llamada Memoria Histórica, durante el debate sobre el estado de la comunidad.

Después de que Rodríguez asegurara que su "enemigo" no es el socialismo y que Díaz tendrá que explicar "a los socialistas de corazón que tienen a sus abuelos enterrados en las cunetas" por qué el PSOE apuesta por un gobierno del PP que está en contra de la Memoria Histórica, la presidenta de la Junta le ha advertido de que no le va a tolerar que venga a "difamar".

"No insulta quien quiere, usted ha hablado de Junta Militar y yo, por respeto a la Cámara, no he recordado las decenas de miles de socialistas asesinados en las cunetas por una Junta Militar; usted ha venido ahora aquí a hablarme de esos socialistas honestos que estaban en las vallas de los cementerios por defender a un partido de 140 años", ha espetado Díaz antes de asegurar que no se lo va a "tolerar".

Rodríguez, tras asegurar que su "adversario" es Susana Díaz, ha reprochado a Díaz que el PSOE apueste ahora "por un gobierno del PP" que tiene sus "antecedentes históricos más cercanos en el franquismo y que están por el despido de profesores y de médicos".

La dirigente de Podemos ha lanzado estas críticas después de que Díaz asegurara que su "única obsesión" es "hacerle oposición al PSOE, esté donde esté" porque es "antisocialista", al tiempo que ha asegurado que España no tiene un presidente socialista "porque cuando fue posible ustedes no quisieron".

Según la presidenta andaluza, a la secretaria regional de Podemos le molesta la "política útil" y, tras sostener que su Gobierno "trabaja a destajo por los ciudadanos", ha lamentado que la formación morada haya "preferido ir de la mano del PP" en Andalucía.

Tras reclamarle "altura política", ha dicho que a Rodríguez "nunca se le pasó por la cabeza" apoyar a un Gobierno socialista en Andalucía y ha insistido en que "ha preferido ir de la mano del Partido Popular que tanto asco dice que le da".

"Porque vino a esta cámara a poner en práctica lo que aprendió de (Julio) Anguita, aquella 'pinza' que hizo tanto daño a esta tierra", ha subrayado Díaz, que ha apostillado: "Se han convertido en esa izquierda que tanto le gusta a la derecha".

Tras admitir que la acción del Gobierno andaluz tiene "sus luces y sus sombras", ha defendido la necesidad de "hacer política útil para la gente" mientras que "usted ha preferido venir a morder", ha espetado.

"Ni siquiera ha explicado por qué ayer su grupo votó en Madrid en contra de que Andalucía tuviera 600 millones más", ha criticado la presidenta, que en otro momento ha defendido las medidas puestas en marcha por su Gobierno contra la corrupción.

Después de que Rodríguez, en su primera intervención, le reprochara que las "rebajitas fiscales" que va aplicar supondrá una merma de recursos que afectará, por ejemplo, a las ayudas que reciben las víctimas de la violencia machista, Díaz le ha exigido "respeto" tras subrayar que "la responsabilidad con las mujeres y su seguridad es de todos".

"Y jamás tenga dudas de que este Gobierno vaya a escatimar esfuerzos, pero tampoco voy a permitir nunca que nadie venga a esta tribuna a sacar tajada con algo que debe avergonzarnos", ha zanjado.

La dirigente de Podemos ha criticado que Díaz le reprochara "haber participado en ese lavado de cara de (Cristóbal) Montoro", en referencia a la votación de ayer en el Congreso sobre el objetivo de déficit, y le ha respondido recordando que en el PSOE "votaron a dos manos los intereses de la deuda y lo hicieron de la mano del PP".

"Ahora tendrán que dar explicaciones, no a mí, sino a los andaluces", ha recalcado Rodríguez antes de apostillar: "Les felicito en su matrimonio, pero la luna de miel no va a ser nada satisfactoria", pues hay, entre otras cosas "una huelga educativa en ciernes".

Respecto al rechazo de Podemos a un Gobierno presidido por el PSOE, ha señalado: "A ver quién se cree en este país que usted quería un Gobierno con (Pedro) Sánchez".