Diario Sur

Sevilla, 19 oct (EFE).- La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha proclamado hoy su "orgullo" de estar al frente de un gobierno "progresista y de izquierdas", cuyas políticas han "derrotado" a la derecha en las urnas para "mantenerla en la oposición", que es donde -según ha dicho- "menos daño hace".

"Soy plenamente consciente de que la existencia de un gobierno de estas características es un espejo donde no le gusta mirarse a la derecha", ha sentenciado Díaz, que ha agregado que ello es así por que es "palpable" que hay "otra forma de gobernar".

Díaz ha cerrado con estas declaraciones su intervención en el debate sobre el estado de la comunidad, en la que también se ha mostrado crítica, aunque sin mencionarlo expresamente, con Podemos, al que se ha referido como la izquierda del "ilusionismo oportunista" que no da "soluciones" a los ciudadanos.

En su opinión, plantearse la política como "un juego de todo o nada", más que "un error" es una "deslealtad", frente a lo que ha defendido "con sus aciertos y errores" la firmeza en la acción de su gobierno "por el bien de Andalucía".

"Representamos a una izquierda seria, consecuente, tan alejada del pensamiento único que devasta los derechos de la gente, como del ilusionismo oportunista", ha remarcado.

Díaz ha defendido las políticas desplegadas por su gobierno "con mucho trabajo y rigor" ante una situación "difícil", por lo que ha hecho un llamamiento al "dialogo y el acuerdo".

"Y mucho más, cuando la aritmética parlamentaria nos obliga a optar entre esos acuerdos o a condenarnos a la irrelevancia", ha advertido Díaz, que ha recalcado: "Esto no lo voy a hacer nunca".