Diario Sur

Madrid, 19 oct (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha archivado una de las quejas que el PP de Andalucía interpuso contra la juez titular del Juzgado 6 de Sevilla, donde se instruyen las distintas piezas del llamado caso de los ERE, María Núñez Bolaños.

La denuncia hoy archivada señalaba a la magistrada como fuente de una noticia publicada por varios medios de comunicación el pasado 22 de junio con el título "La juez Núñez archivará la pieza política de los cursos de formación al no apreciar delito".

La denuncia atribuía a la juez una falta muy grave de revelación de hechos o datos conocidos en el ejercicio de su función (art. 417.12 LOPJ).

El CGPJ ha informado del archivo, basado en que el magistrado responsable de acción disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces considera que las informaciones periodísticas citadas en la denuncia "claramente se refieren a fuentes judiciales, sin que conste dato alguno, siquiera indiciario, de que la magistrada hubiera revelado dato o hecho alguno que hubiera conocido en el ejercicio de su función".

El PP defendía también que Bolaños ha cometido la falta denominada "inobservancia en su deber de abstención". Para el magistrado encargado de la acción disciplinaria del CGPJ, Antonio Fonseca, ésta es "una cuestión netamente jurisdiccional a resolver en ese ámbito y respecto de la cual este Consejo carece de competencia".

El PP andaluz, que ejerce la acusación popular en la citada causa, denunció también a Bolaños por falta de motivación de sus resoluciones. Estas otras dos denuncias se han acumulado en una, que sigue su tramitación.

La juez María Núñez sustituyó en junio del año pasado a Mercedes Alaya, que comenzó hace cinco años la instrucción de diversas causas de posible corrupción que afectaban a la gestión de los gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía, entre ellas la de los ERE o los cursos de formación.