Diario Sur

Cádiz, 19 oct (EFE).- El consorcio formado por Indra y Navantia se ha adjudicado la actualización del sistema de combate de una corbeta de la Armada de Indonesia, un contrato de unos 15,7 millones de euros y que supondrá 80.000 horas de trabajo para el astillero de San Fernando (Cádiz).

El proyecto, según explica Navantia, se enmarca en el programa de Modernización de Vida Media (MLM) de la corbeta KRI-362 Malahayati de la Armada de Indonesia, de la clase Fatahillah, que fue encomendado al astillero militar indonesio PT PAL.

La actualización del sistema de combate supondrá la incorporación de algunos de los programas más avanzados para el sector naval de Navantia e Indra.

El sistema ESM RIGEL de defensa electrónica de Indra o la dirección de tiro DORNA y el sistema de gestión del combate CATIZ de Navantia, ganarán así con este contrato "una nueva referencia que refuerza su posición en el mercado internacional", explica Navantia.

Indra y Navantia, que trabajan además conjuntamente en varios programas para la futura fragata F110 de la Armada Española, han establecido en este proyecto "un modelo de negocio en el que ambas empresas suman sus fuerzas en sus áreas de mayor especialización".

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha expresado hoy su satisfacción por este nuevo contrato, que traerá un "mayor volumen de actividad para los astilleros de la Bahía de Cádiz".

Sanz ha afirmado que Navantia "está consolidando una nueva etapa en la industria naval gaditana" y se ha felicitado de que recupere un mercado "histórico", en el sector naval militar, al tiempo que diversifica su línea de negocio "hacia nuevos retos", como en la construcción de plataformas eólicas.