Diario Sur

Sevilla, 19 oct (EFE).- Andalucía es una de las comunidades autónomas que mayor descenso ha experimentado en este año la morosidad en las comunidades de propietarios, con una caída del 2,6 por ciento respeto al año anterior, hasta situarse en 348 millones de euros.

El Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla ha aportado los datos sobre morosidad de la vivienda administrada durante 2015, según los datos del 'Estudio Global sobre la morosidad en las Comunidades de Propietarios en España' elaborado por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España.

A pesar de la bajada, Andalucía se mantiene en el primer puesto en el ránking nacional de morosos, y dentro de la comunidad autónoma, ocupan las primeras posiciones Málaga, con 74 millones; Cádiz, con 55 millones, y Sevilla, con 53 millones.

Según los datos analizados, el 42,8 % de las comunidades de propietarios tienen morosos y el importe medio de la morosidad en cada comunidad de propietarios ronda los 1.377 euros.

También ha disminuido la morosidad bancaria, que descendió en Andalucía un 1,9 % en 2015 respecto al año anterior y se elevó a 73 millones de euros.

Aunque haya experimentado un descenso, el 48,4 % de los inmuebles propiedad de los bancos todavía tienen deudas con las comunidades de propietarios, según este informe.

Pese a la mejora en los datos debido a la recuperación económica, los Administradores de Fincas han propuesto, a través del Consejo General, una reforma de la Ley de Propiedad Horizontal que haga posible la afección real, es decir, que parte de deuda que va vinculada a las fincas debería tener un plazo de prescripción de cinco años para que sea posible que la reclamación se extienda a la parte vencida de la anualidad en curso y los cuatro años anteriores.

Al ser la venta de los inmuebles con morosidad origen de conflicto entre el comprador y la comunidad de propietarios, el nuevo proyecto de Ley de Propiedad Horizontal plantea que el certificado de deudas abarque también las cuotas, en el momento de la solicitud de pago de la deuda.