Diario Sur

Sevilla, 19 oct (EFE).- El líder del PP andaluz, Juanma Moreno, ha dicho a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que su problema es que "la calle ya no se la cree" porque detrás de la "maquinaria de propaganda institucional no hay nada" y ha criticado su "autocomplacencia", lo que achaca a que "ya no está en Andalucía".

En su intervención en el debate sobre el estado de la comunidad, Moreno ha señalado que "los grandes discursos ya no aguantan la realidad de Andalucía" y que Díaz "ya no es creíble", lo que en su opinión provoca manifestaciones como la de Granada contra la fusión hospitalaria y que "pierda elecciones como las pasadas", en referencia a los resultados de las generales en la comunidad.

"Todo esto ocurre porque usted está ahí, pero su cabeza y su tiempo no están en Andalucía", ha agregado Moreno, quien además ha lamentado que en su discurso de esta mañana la socialista haya hecho "un despliegue de cargos contra el Gobierno de Rajoy".

Ha asegurado que los ciudadanos ya saben "cómo hace política, los anuncios y que detrás de la maquinaria de propaganda institucional no hay nada, por eso usted no es creíble".

Moreno ha tendido la mano al diálogo con Díaz y le ha pedido que abra al PP la negociación de los presupuestos del 2017, aunque ha ironizado con que ya se lo ha propuesto "hasta la saciedad", a lo que ha agregado: "Cada vez que llamo a su puerta detrás no hay nadie porque usted no está en Andalucía".

Ha abogado por "unir esfuerzos" y poner los intereses de Andalucía "por encima de cualquier otro interés", para que negocie "no sólo por necesidad, sino porque es bueno" para la comunidad.

El popular ha reclamado a Díaz que tenga "la humildad suficiente" para hacer autocrítica y corregir las políticas "equivocadas" de su gobierno, también con las propuestas que hará mañana el PP.

Ha pedido que tenga "valentía y coraje" para ser más ambiciosa y que se deje ayudar, porque "lleva tres años de presidenta y está claro que sola no puede".

Moreno ha opinado que la comunidad necesita "una presidenta, o un presidente, que esté en Andalucía" para solucionar sus problemas, y ha enfrentado a la presidenta ante "un espejo, no para decirle que es la mejor, como le gustaría, sino para decirle la realidad".

Ha reclamado que no haga "trampas" porque sin los 32.000 millones de "auxilio" financiero por parte del Gobierno no habría podido pagar las nóminas ni los servicios básicos y le ha recordado que el sistema de financiación lo aprobó el PSOE.

Moreno ha acusado a Díaz de "resucitar la emigración en Andalucía" como ocurrió en los años sesenta y setenta, por su "desidia y mala gestión" en su política de empleo.

En ese sentido, ha dicho que ha dejado de invertir en tres años 1.700 millones y que hace "publicidad engañosa", ya que "está más preocupada en poner parches para disimular su ausencia que en desarrollar un proyecto para nuestra tierra".

Ha reclamado que se cuente con los autónomos en el nuevo modelo de concertación, que se les abonen "de manera inmediata" las ayudas previstas en la ley, que se les den ayudas directas para ampliar doce meses la tarifa plana y que facilite la reducción de jornada.

Ha defendido la necesidad de una reforma fiscal porque "la voracidad tributaria está ahogando la economía andaluza", con una bonificación del 99 por ciento del impuesto de sucesiones y que se reduzca un punto más el tramo autonómico del IRPF.

También ha reclamado una reforma de la administración para que se deje "el amiguismo" en la Junta y que todos los puestos inferiores del nivel 30 sean ocupados mediante concurso de mérito.

"Usted ha provocado el mayor destrozo de España del sector público", ha acusado a Díaz el popular, quien la ha calificado como "la campeona de los recortes a los empleados públicos".

Ha denunciado los "recortes" también en educación y sanidad, sector este último en el que "los profesionales ya están en la calle en una movilización histórica en Granada", por lo que le ha pedido que "baje del coche oficial, escuche a la calle" y paralice la fusión hospitalaria prevista.

"A usted y su gobierno se le ha acabado el periodo de gracia, por mucho que se empeñe en disimular el humo tiene el fuego debajo", ha agregado el presidente del PP-A, quien ha lamentado también que se haya dado "el hachazo más importante de la historia de la autonomía a la obra pública" con 7.000 millones menos y poniendo "en peligro" 160.000 empleos.