Diario Sur

Sevilla, 19 oct (EFE).- La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha urgido a resolver "rápidamente" la gobernabilidad del país, y ha puesto como referente de la estabilidad a Andalucía, cuyo gobierno "progresista y de izquierdas" ha reivindicado frente al "pensamiento único" del PP y el "ilusionismo oportunista" de Podemos.

A cuatro días de la celebración del Comité Federal del PSOE que decidirá si se abstiene o rechaza la investidura de Mariano Rajoy, la jefa del Gobierno andaluz ha dicho que "no es serio" que España no tenga "a estas alturas" un gobierno, y ha señalado: "Es necesario que se "resuelva más allá de cómo se haga o deba hacerse".

Díaz ha hecho esta reflexión durante su intervención en el debate sobre el estado de la comunidad, que se ha prolongado durante una hora y diez minutos y en la que ha defendido que Andalucía es "parte esencial" de España y "no es, ni quiere, ser espectadora de lo que pasa".

"Queremos tener voz y voto en los desafíos que vivimos porque nos consideramos partícipes de un proyecto común; por eso reclamo el protagonismo de Andalucía aunque sé que otros preferirían, por rutina u otras razones menos confesables, que eso no fuera así", ha asegurado.

Entre estos desafíos, se ha referido expresamente a la reivindicación secesionista de Cataluña y, aunque se ha mostrado convencida de que "fracasará", ha sostenido que para hacer frente al problema hay que "dar soluciones" desde la Constitución, la ley y las "reformas necesarias", aunque no ha profundizado en estas.

Frente a esos desafíos y la situación de incertidumbre en España, Díaz se ha congratulado de la "estabilidad" que vive Andalucía y como "señal" de ello ha destacado el "principio de acuerdo" alcanzado con Ciudadanos, formación que ha preferido hablar de "avances importantes", para la aprobación de los presupuestos del próximo año.

De las cuentas andaluzas para 2017, la jefa del Gobierno andaluz ha avanzado la convocatoria de nuevas ofertas públicas de empleo en el ámbito sanitario, con 2.500 plazas, y el educativo, con 2.300, con lo que el próximo año la oferta global -incluyendo las previstas en la Administración general- ascenderá a 5.500 plazas.

Ha anunciado, además, que recogerán incrementos en las partidas destinadas a Salud (5,5 %), Educación (3,8 %) e Igualdad (3,2 %), así como en las Consejerías de Fomento (10 %) y de Cultura (17 %).

Ha precisado también que en el segundo trimestre de 2017 se iniciará la tramitación de la ley de buen gobierno y estatuto de alto cargo y ha apostado por "dar un paso gigante en la valoración de los funcionarios y empleados públicos, en la transparencia y en la gobernanza".

En otro momento de su discurso se ha referido a la corrupción para asegurar que todos los partidos deben "conjurarse" para expulsar de la política a quienes acuden a ella con el objetivo de beneficiarse y, tras admitir que en ese terreno "todos" han cometido errores, ha defendido que Andalucía "no merece que su nombre se manche gratuitamente nunca más".

Por otra parte, ha vuelto a reclamar la celebración "urgente" de la conferencia de presidentes autonómicos para "garantizar que todos los territorios cuentan con los recursos suficientes para la prestación de servicios públicos y que lo hacen en igualdad en el conjunto de España".

Sobre las actuaciones para los próximos meses, ha destacado la puesta en funcionamiento de ocho infraestructuras sanitarias y la retirada de 124 aulas prefabricadas.

Además, se pondrá en carga una inversión de 97 millones de euros para reiniciar las obras en el ramal ferroviario entre Vallodano y Linares (Jaén), continuará con las obras del Metro de Málaga y la ampliación tranviaria del Metro de Sevilla hasta Alcalá de Guadaíra, y culminará las actuaciones para la próxima puesta en funcionamiento del Metro de Granada y el tranvía de la Bahía de Cádiz.

Ha resaltado igualmente que antes de que termine el año se pondrá a disposición de las empresas tres nuevos instrumentos de ayudas: una línea de incentivos al desarrollo industrial, una orden de subvenciones para promover la I+D+i en el sector privado y una línea de apoyo a las empresas TIC, a lo que ha sumado una nueva orden de incentivos para el desarrollo energético sostenible.

En su discurso, Díaz ha acusado al PP y Podemos de estar instalados en la "tentación del bloqueo", y les ha censurado que "descalifiquen" la estabilidad que tiene el Ejecutivo andaluz gracias al acuerdo de investidura con Ciudadanos (C's).