Diario Sur

Sevilla, 19 oct (EFE).- La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha señalado hoy que todos los partidos deben "conjurarse" para expulsar de la política a los corruptos y ha admitido que en ese terreno "todos" han cometido errores, por lo que es necesario que se comprometan "con no volver a hacerlo".

En su discurso en el debate del estado de la comunidad, Díaz ha señalado que "Andalucía no merece que su nombre manche gratuitamente nunca más" y ha apostado por luchar "definitivamente y decididamente por una auténtica regulación democrática".

"Debemos conjurarnos para expulsar de la política a quienes acuden a ella con el objetivo de beneficiarse", ha manifestado Díaz, quien cree que si no lo hacen las libertades y el modelo de convivencia actual "se pone en peligro".

Ha reclamado honestidad, "no solo en la gestión, que también, sino en la política" y ha criticado que se presente como corrupción "lo que no es", que se pueda "acusar a sabiendas de hacer un daño injusto y muchas veces irreparable a personas inocentes, manipular decisiones judiciales e interpretarlas siempre en beneficio propio".

En ese sentido, ha lamentado que eso supone "dañar la democracia" y beneficiar a quien infringe la ley al "buscar sombras de impunidad tratando de hacer ver que todos son iguales", a lo que ha agregado: "Todos no somos iguales".