Diario Sur

Melilla, 19 oct (EFE).- Un ternero se ha escapado hoy de una ganadería de Melilla y ha permanecido durante más de dos horas suelto en el cauce del Río de Oro, lo que ha obligado a organizar un amplio despliegue para intentar capturarlo y evitar que entrara en el casco urbano, objetivo que se ha conseguido tras dispararle un dardo tranquilizante.

La consejera de Presidencia y Salud Pública, Paz Velázquez, ha informado en declaraciones a los periodistas de que este ternero se le ha escapado a primera hora de la mañana a un ganadero cuando estaba subiéndolo a un camión para su traslado, momento en el que el animal ha llegado al cauce seco del río y lo ha recorrido hasta llegar a su desembocadura.

A la altura del Puente de los Alemanes, a escasos 200 metros de la playa, se ha organizado un amplio despliegue para intentar capturar al animal, ya que, como ha reconocido Velázquez, la principal preocupación que tenía la Ciudad Autónoma es que llegara al Paseo Marítimo, lo que hubiera supuesto su entrada en el casco urbano.

Hasta la zona se han trasladado agentes de la Policía Local y Policía Nacional, así como varios veterinarios y operarios de la Ciudad Autónoma, que han intentado durante más de dos horas capturar al ternero para sacarlo del cauce subiéndolo a un camión, para lo que han probado a llamar su atención con varias tácticas, recurriendo incluso a una vaca.

Finalmente ha sido posible atrapar al animal poco después de las 10.30 horas, una vez que los veterinarios desplazados a la zona le han disparado un dardo para sedarlo.

Por lo tanto, no ha sido necesario sacrificar al animal, que era otra de las opciones que se barajaban si hubiera llegado al Paseo Marítimo, tal y como ha apuntado la consejera de Presidencia y Salud Pública, que se ha alegrado del "final feliz" de la anécdota de la jornada en Melilla.

La aparición del ternero en el cauce del Río de Oro ha despertado la atención de muchos ciudadanos, que han seguido desde las inmediaciones del cauce la actuación de los operarios para intentar capturar al animal.