Diario Sur

Vélez-Málaga , 18 oct .- El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha solicitado hoy a la Junta de Andalucía que aporte los 1,5 millones de euros necesarios para la reparación de daños y la acometida de las actuaciones precisas para reanudar el servicio de tranvía de este municipio, paralizado desde junio de 2012.

El concejal de Transportes, Marcelino Méndez-Trelles, ha explicado a los periodistas que el próximo jueves se celebrará en encuentro con el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, en el que se abordará esta cuestión, así como el plan que deben seguir el Ayuntamiento y la Junta para la puesta en marcha del transporte.

Méndez-Trelles ha recordado que, como consecuencia de la suspensión del servicio de tranvía, ordenada por el anterior gobierno del PP, se han producido una serie de daños en el sistema de electrificación, las vías, las plataformas y las paradas, debido a la falta de mantenimiento.

El coste de la reparación de esos desperfectos se cifró en 1,5 millones de euros, y la intención del Consistorio es que sean sufragados por el Gobierno andaluz.

Según el concejal, una vez que esté resuelto cómo va a financiarse esa cantidad, se habrá dado "el paso más importante" para la puesta en funcionamiento del tranvía y la reordenación de todo el servicio de transporte.

El pasado noviembre, el consejero anunció en Vélez-Málaga el compromiso de la Junta para la reanudación del tranvía, mediante la financiación de un 40 por ciento de su déficit de explotación.

A partir de ese momento, se creó una comisión de estudios integrada por técnicos de ferrocarriles de la Consejería de Fomento y Vivienda y el Ayuntamiento, que analizó hasta trece propuestas para la puesta en marcha del servicio.

En un principio, se optó por poner a la venta por seis millones de euros las actuales tres unidades del tranvía y emplear ese dinero en la adquisición de cinco convoyes más pequeños, una operación en la que la Junta colaboraría en la búsqueda de compradores.

Sin embargo, el concejal ha reconocido que "lo de la venta es difícil", y se ha referido a la otra solución apuntada por la comisión de estudios, que pasa por mantener las tres unidades que hay ahora mismo y comprar dos nuevas más pequeñas, con las que se garantice la frecuencia de viajes de quince minutos.

El tranvía conectaba desde octubre del 2006 el casco urbano principal de Vélez-Málaga con el núcleo costero de Torre del Mar, en un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado en una segunda fase de 1,2 kilómetros, que nunca entró en servicio.

Las tres unidades móviles de este transporte fueron trasladadas en julio del 2013 a Sidney (Australia), donde funcionaron en régimen de alquiler durante dieciséis meses hasta su vuelta a Vélez-Málaga.