Diario Sur

Jerez de la Frontera 18 oct .- Los trabajadores del sector vitivinícola del Marco de Jerez están llamados a secundar una huelga general a partir de esta medianoche, después de que el acto de conciliación en el Sercla entre los representantes sindicales y la patronal bodeguera haya concluido sin acuerdo.

Fuentes sindicales han explicado a Efe que los trabajadores recurren a esta medida de presión después de un largo periodo de negociación del convenio del sector y en vista de que la patronal no tiene intención de reponer algunos derechos a los que debieron renunciar en el documento anterior ante la situación de crisis que vivía el sector.

Sin embargo, las organizaciones sindicales han advertido de que en estos últimos años las bodegas del Marco de Jerez "no sólo han resistido, sino que han salido fortalecidas" de la crisis, algo que "avalan" los propios balances de resultados, "los informes económicos y las notas de prensa" divulgadas por las propias empresas.

De este modo, mientras las bodegas "han aumentado su competitividad y su rentabilidad económica", los trabajadores "no han mejorado en empleo estable", lo que se ha traducido entre otras cosas en un aumento de la temporalidad.

La huelga está convocada para un mes, si bien los representantes de los trabajadores siguen abiertos al diálogo con la patronal, mostrando su disposición a suspender los paros si se aprecia un cambio de actitud en las bodegas.

El sector cuenta en la actualidad con "alrededor de 900 trabajadores", de los cuales no están llamados a la huelga aquellos que pertenecen a las pequeñas bodegas sanluqueñas integradas en la Asociación de Artesanos del Jerez y la Manzanilla (Arjeman), que se han mostrado dispuestas a aceptar las condiciones puestas sobre la mesa por los representantes sindicales.

La huelga afectará a todas las labores propias de las bodegas, incluyendo las de embotellado, producción o administración.