Diario Sur

Sevilla, 18 oct (EFE).- El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado hoy el decreto que inscribe en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Sitio Histórico, los Lugares Colombinos de la provincia de Huelva y los conjuntos históricos de las poblaciones de Moguer y Palos de la Frontera.

La norma renueva el régimen de protección de buena parte de los enclaves vinculados al descubrimiento de América en el entorno de la ría del Tinto, declarados en 1967 como Conjunto Histórico-Artístico.

Se trata del Monasterio de Santa María de la Rábida (de principios del siglo XIV y restaurado a mediados del XIX); el Monumento a los Descubridores (el primero de los erigidos en la provincia de Huelva, con motivo del IV Centenario); los conjuntos históricos de Moguer y Palos de la Frontera, y la Casa de Martín Alonso Pinzón en esta última localidad.

También incorpora bienes que entonces quedaron fuera, como el Monumento a Colón de la Punta del Sebo, en la capital onubense, y la zona de la marisma del Tinto donde se situó el denominado 'Puerto Escondido'.

Todo este legado patrimonial atestigua tanto la gesta de 1492 como su incidencia en la evolución de las poblaciones de Palos de la Frontera, Moguer, Huelva y San Juan del Puerto, y las distintas conmemoraciones del acontecimiento (IV Centenario de 1892, Exposición Iberoamericana de 1929 y V Centenario de 1992).

Respecto a los enclaves que ahora se suman al conjunto, el Monumento a Colón es obra de la escultora y pintora norteamericana Gertrude Vanderbilt Whitney, y se inauguró en 1929 tras su donación al Estado español por la 'Columbus Memorial Fundation', entidad entre cuyos promotores se encontraba el presidente de los Estados Unidos.

La estatua se ubica sobre en el lugar conocido como Punta del Sebo, en una pequeña península artificial que se adentra en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, lugar de gran valor histórico y simbólico que en 1492 vio pasar las Carabelas rumbo al Nuevo Mundo.

Construida en piedra de las canteras de Niebla, presenta la simplicidad y los rasgos cubistas propios de la época en que fue construido.

En cuanto al 'Puerto Escondido', la zona incluida en el Sitio Histórico se corresponde con los datos de la cartografía histórica y del nivel estratigráfico que avalan la existencia de una ensenada litoral al sur del núcleo urbano de San Juan, resguardada pero abierta a la desembocadura del Tinto, donde fondearían los barcos en la época del Descubrimiento.

Finalmente, el decreto aprobado hoy excluye de su ámbito la isla de Saltés, donde se situaba la ciudad hispano-musulmana del mismo nombre y que desde 2001 cuenta con una protección específica como Zona Arqueológica.