Diario Sur

Melilla, 18 oct (EFE).- Coalición por Melilla (CPM) ha defendido hoy la posibilidad de que familias con bajo poder adquisitivo puedan acoger a menores tutelados, a pesar de la negativa del Gobierno local, porque "cualquier situación es mucho mejor que tener un centro de acogida con 500 menores o un piso tutelado con quince".

En rueda de prensa, el portavoz de CPM, Hassan Mohatar, ha insistido así en la medida que ayer ya planteó en el pleno de la Asamblea, durante el debate para aprobar el reglamento regulador sobre acogimiento familiar y adopciones de menores en Melilla, sobre el que la formación cepemista pidió sin éxito que se quedara sobre la mesa.

Mohatar ha lamentado la falta de "cariz y talante político" del consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, por negarse a que dicho reglamento se quedara sobre la mesa, aun cuando el presidente melillense, Juan José Imbroda, expresó públicamente que no tenía inconveniente en atender la petición de CPM, a la que también se sumó el PSOE.

"Es la primera vez que un consejero desautoriza al presidente, a su propio jefe. Ahí se demostró primero la inexperiencia del consejero y su falta de cariz político", ha criticado el portavoz de CPM, para quien lo ocurrido tiene especial importancia si se tiene en cuenta que se trata de la aprobación de un reglamento y una cuestión en la que "tiene que ser muy sensible" al afectar a menores.

El consejero de Bienestar Social ya explicó ayer que las familias sin recursos no cumplen los requisitos establecidos por la Ley para acoger a menores debido a que una familia necesita tener poder adquisitivo para hacerse cargo de menores, si bien Mohatar ha respondido recordando que las familias que hacen acogimientos reciben una cuantía a cambio.

CPM insiste en la necesidad de reformular el artículo 59 del reglamento para dar más información a las familias interesadas en acoger a menores, sobre todo a los que tienen especiales circunstancias, sobre los pasos que deben dar y otras cuestiones como el plazo máximo de 6 meses de acogimiento hasta la adopción definitiva.