Diario Sur

Melilla, 18 oct (EFE).- Los tres grupos de la oposición en la Asamblea de Melilla, Coalición por Melilla (CPM), PSOE y Ciudadanos (C's) han criticado hoy las Cuentas Generales de la Ciudad del 2015 porque además de exceder los plazos temporales, también reflejan un incremento de partidas que consideran superfluas.

Los portavoces de CPM y PSOE, Hassan Mohatar y Gloria Rojas, respectivamente, han coincidido al recordar que las Cuentas del 2015 deberían haber sido aprobadas como máximo el 1 de octubre y presentadas al Tribunal de Cuentas el 15 de octubre, plazos que no se han cumplido porque aún quedan varios trámites administrativos por solventar antes de su aprobación definitiva.

Las cuentas han sido aprobadas inicialmente hoy en la Comisión Especial de Rendición de Cuentas con los únicos votos a favor de PP y Populares en Libertad (PPL), la abstención de CPM y C's y el rechazo del PSOE, pero todavía deben pasar por el Pleno de la Asamblea, ser sometidos a exposición pública y debatir las alegaciones antes de su aprobación definitiva.

Además de la cuestión formal de los plazos, la portavoz socialista ha justificado el voto en contra de su grupo porque no está de acuerdo con la forma en que se han gastado todas las partidas presupuestarias de 2015, y se ha referido concretamente a los gastos de Festejos, que han aumentado en 500.000 euros respecto a lo previsto inicialmente, cuestión ésta en la que también ha incidido CPM.

El portavoz cepemista ha añadido en este sentido que todos los años se incrementan los gastos de la Viceconsejería de Festejos respecto a lo presupuestado, algo que ha rechazado porque "primero hay que dar de comer a la gente", y aunque ha considerado necesarias estas actividades lúdico festivas, cree que los gastos deben limitarse a lo previsto.

También ha lamentado que haya numerosas facturas sin pagar, cuyo importe se eleva a 4 millones de euros, lo que en palabras de Mohatar no responde a los principios de eficiencia por los que se debería regir un Gobierno, pues ahora será necesario hacer una modificación de crédito y buscar el remanente de Tesorería para hacer frente a esa cantidad.

El portavoz de C's, Eduardo de Castro, ha aludido también a este asunto, algo que ha atribuido al "desorden" en la gestión del Gobierno y a los cambios recientes que se han producido en el organigrama de altos cargos de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, al tiempo que ha criticado la poca claridad de las Cuentas de 2015.