Diario Sur

Algeciras , 18 oct .- El ministro en funciones de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, se ha mostrado hoy "completamente abierto" a tener conversaciones "informales, discretas y secretas" con "personas" de Gibraltar para negociar su propuesta de que la colonia acepte una cosoberanía.

García-Margallo ha mostrado esta disposición al diálogo hoy en una rueda de prensa tras mantener una reunión con la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar en Algeciras (Cádiz) para abordar las consecuencias del Brexit en la colonia británica y en las localidades vecinas al Peñón.

El ministro en funciones ha trasladado a esta reunión la propuesta que España ya ha llevado a distintos foros nacionales e internacionales y con la que ofrece que Gibraltar acepte una cosoberanía como única fórmula para poder seguir disfrutando de los beneficios de formar parte de la UE, una vez que se consume el Brexit, contra el que votaron más del noventa por ciento de los gibraltareños.

Ante el rechazo a esta propuesta de cosoberanía del Gobierno del Peñón en el pasado y en la actualidad, García-Margallo se ha mostrado convencido de que "lo que más tardará en cambiar" son "los hábitos mentales" de los gibraltareños porque "todavía" algunos de ellos tienen "la ilusión de que con el Reino Unido fuera de la UE la colonia de Gibraltar puede tener la misma situación que hasta ahora".

"Eso es imposible, es inimaginable que un estado ajeno a la Unión Europea mantenga una colonia dentro de la Unión Europea", ha afirmado.

Por ello, García-Margallo cree que la fórmula que propone España permitirá satisfacer "los deseos e intereses" de todos, porque a España le interesa que la colonia "siga siendo fuente de riqueza" para la comarca con la que convive.

Su propuesta acabaría de un lado "con un contencioso que dura 300 años" ya que España "jamás" renunciará a Gibraltar y de otra será útil para que los gibraltareños sigan "conservando sus tradiciones, sus costumbres y su espíritu" y se mantengan dentro de la UE, con doble nacionalidad.

Consciente de que el Reino Unido no entrará en negociaciones sin oír a Gibraltar, el ministro cree que hay que "convencer a los gibraltareños de que estos es bueno para todos" y por ello se ha mostrado "absolutamente dispuesto" al diálogo.

"El diálogo es la base del entendimiento y esto hay que resolverlo como se resuelven siempre las cosas, poniéndonos en el lugar del otro, escuchando al otro y estando dispuesto a hacer concesiones", ha añadido.

En otro momento de su intervención ha reiterado que está "completamente abierto a conversaciones todo lo informales, discretas y secretas, que eso es la diplomacia, que se puedan tener con personas de Gibraltar, que algunas conozco".

El ministro ha rechazado indicar cuáles serán sus siguientes pasos: "No voy a desvelar mi estrategia, una estrategia que se desvela es una estrategia fallida y a mí no me gusta perder ni al parchís".

García-Margallo ha explicado que la fórmula que propone España supondría que España y el Reino Unido llevarían de forma "mancomunada" las relaciones exteriores de Gibraltar y su defensa.

La colonia tendría un autogobierno, podría disfrutar de los beneficios de libre circulación de la UE, la verja desaparecería y la comarca se podría beneficiar de un desarrollo integral, como el uso conjunto del aeropuerto o una gestión común de los puertos de Algeciras y de la colonia.

"El tiempo urge", ha señalado el ministro, tras recordar que "estamos en un momento en el que las negociaciones necesariamente tienen que avanzar" ante unas circunstancias que "son una gran oportunidad".